PATROCINADO

Los juguetes con los que estimular a tu bebé mientras se divierte

Organizamos un taller de atención temprana para probar MY FIRST PINYPON, los juguetes especialmente diseñados para trabajar las diferentes áreas del desarrollo de niños y niñas de entre 12 y 36 meses.

La estimulación temprana es una de las disciplinas que más vuelo e importancia ha tomado dentro de la crianza y educación en los últimos años. Sabemos, a raíz de lo evidenciado por múltiples investigaciones, el impacto positivo que tiene el juego en los distintos aspectos del desarrollo del bebé: a nivel social, motor, cognitivo y también el lenguaje.

“Cada niño tiene un proceso evolutivo diferente y es por ello que a través del juego, y sobre todo a partir del juego podemos de una forma integral trabajar todas las áreas de su desarrollo”, explican desde Alopekes, expertos en estimulación temprana. 

Su equipo de especialistas recomienda para los más pequeños, entre los 12 y los 36 meses de vida, juguetes diseñados específicamente para este tramo de edad que potencien la evolución de los menores en los ámbitos citados. Es el caso de la línea My First Pinypon, “especialmente diseñados para trabajar las diferentes áreas del desarrollo de tu bebé”, explican. Con ellos, y “a través de juegos simples y sencillos que podemos hacer en casa, de viaje o en la guardería, podemos fomentar poco a poco su estimulación”, añaden. 

Hasta ocho figuras unisex y una amplia variedad de juguetes de transporte —un barco, un tren, un arca de Noé, un helicóptero y un autobús— conforman esta línea de productos de Pinypon para niños y niñas de 12 a 36 meses. El tamaño de las primeras, tres centímetros más grandes que las figuras originales de Pinypon con las que tantas horas jugaste de pequeño, son una garantía de seguridad para los peques de este tramo de edad, ya que cumplen los estándares exigidos. 

Además de asegurar la diversión y el aprendizaje de cuestiones elementales como los colores y formas, los productos de My First Pinypon están diseñados para favorecer los distintos ámbitos del desarrollo del menor, tal y como el equipo experto en atención temprana de Alopekes tuvo la oportunidad de mostrar a las familias que reunió junto a Pinypon y Ser Padres en un taller celebrado recientemente. 

A nivel psicomotor, los juguetes de My First Pinypon logran su objetivo de estimular a los niños y niñas gracias a detalles como sus cabezas y cuerpos intercambiables y girables. “Los niños exploran a través del tacto, agarre y movimiento de manos. Con sus pequeños deditos trabajan el movimiento íntegro de sus extremidades”, indican desde Alopekes. “El exponerlos a juguetes que puedan armar y desarmar, mover, juguetes con sonido y movimiento, despertará su interés por descubrir cómo a través de sus manos pueden hacer muchas cosas”, añaden. 

También ayudan a desarrollar la coordinación viso-motora, que “se comienza a desarrollar a partir del sexto mes de vida”, señalan desde Alopekes, porque exponer a los niños pequeños a objetos que pueda explorar libremente le permiten al menor desarrollar esta habilidad. Y es también reseñable el especial hincapié que hacen en el aspecto socioemocional, ya que las 8 figuras de My First Pinypon expresan emociones distintas en sus respectivos rostros. Basta con girarlas para que la misma figura cambie de gesto. Este detalle ayuda a los niños pequeños a reconocer y manejar emociones distintas.

Además, Pinypon demuestra su compromiso con la diversidad y sociedad plural en la que los adultos del futuro se están criando. Siempre lo ha hecho. Es más, lo hacía cuando la inmensa mayoría de fabricantes de juguetes no prestaban atención a la brecha de género. Por eso, My First Pinypon evita el sesgo de la distinción de sexos. Sus figuras no son ni lo uno, generando así una referencia temprana en los más pequeños que no vincula profesiones como la de enfermero, bombero, chef, policía, astronauta o futbolista a un sexo determinado.