Otro modo de porteo

Las sillas para llevar a tu hijo sobre los hombros, ¿son seguras?

Poco a poco es habitual ver por cualquier ciudad española a papás y mamás que llevan a sus hijos a hombros, como toda la vida, pero en una silla de porteo que les deja las manos libres.

Foto: Minimeis
Foto: Minimeis

¿Tú también has visto últimamente a papás y mamás que llevan a sus hijos sobre los hombros, como te llevaban a ti de peque cuando te cansabas o no veías algo desde tu altura, pero con una especie de silla acoplada a sus hombros? 

Si la respuesta es sí, no lo has soñado. Existen este tipo de sistemas de porteo. Y si la respuesta es no, después de leer estas líneas al menos sabrás de su existencia y no te llevarás la misma sorpresa que nosotros cuando la vimos por primera vez. 

Resulta que este tipo de sillas de porteo en hombros tienen su origen no hace demasiado tiempo. Fue la marca MiniMeis la que las lanzó al mercado por primera vez hace algo menos de un lustro. En 2019, la revista Time eligió el producto de Julius Winger, desarrollador de la idea, como uno de los inventos de dicho año. 

Aprovechando el galardón, el empresario, padre de tres hijos, explicó qué le había llevado a crear este sillín para llevar a los niños en hombros. Cuando los peques se cansan y toca cargarlos a hombros, cuenta Winger que “La desventaja es que tienes que sostenerlos y tus manos se ocupan". Por eso, desarrolló un sistema que fuera ligero, plegable y seguro para llevar las manos libres al tener a niño o niña en los hombros sentado.

La idea de este invento, por lo tanto, no es otra que aportar seguridad al porteo en los hombros y una posición más ergonómica para ambos al mismo tiempo que permite al porteador llevar las dos manos libres y no sujetando por las rodillas al niño para que no caiga en un despiste.

Foto: MiniMeis
Foto: MiniMeis

Tipos de sillas de porteo para los hombros

Estos diseños incluyen un sistema de correas que sujetan al niño o niña a su porteador y también cuentan con respaldo, lo cual explica por qué en su caso están homologados sus productos para bebés a partir de seis meses. 

No es el caso del segundo tipo de sistemas de porteo de este tipo, que son aquellos que no tienen respaldo. Más ligeros todavía, son una especie de arnés que sujeta al peque por la cintura y los tobillos al cuerpo de su papá o mamá. Este tipo de sillas de porteo para los hombros, a diferencias de las que tienen respaldo, no se pueden utilizar con niños menores de dos años porque la espalda de los menores va libre. En ambos casos, tanto las de un tipo como las de otro pueden usarse por niños y niñas que pesen 18 kilos, alrededor de los cinco años de edad.

En muy poco tiempo, como es habitual cuando un invento de este tipo gusta, ha crecido el número de diseños y marcas que los producen, por lo que es fundamental fijarse en el etiquetado del mismo y comprobar que está homologado por las autoridades competentes en materia de seguridad. Basta con comprarlo en un comercio fiable para que así sea, pero no está de más asegurarnos de ello leyendo bien el etiquetado del producto.

Continúa leyendo