Orden en casa

Soluciones para almacenar los juguetes

Que la casa se parezca a una clase de una escuela infantil antes de acabar la jornada puede convertirse en un dolor de cabeza para los adultos que conviven en ella, de modo que te ayudamos a ponerle solución antes de que ocurra mostrándote todas las ideas que puedes aplicar según sea el espacio del que dispones en casa y tus prioridades.

juguetes
Juguetes (Foto: depositphotos)

Una de las cosas de las que menos se habla y que, por lo tanto, menos se conocen de puertas para afuera de lo que ocurre en un hogarcon niños es de la invasión del espacio privado que su llegada al mismo supone para los adultos que lo habitan. Por supuesto, inundan cada rincón de felicidad, y a todas luces merece la pena dicha invasión, que nadie malinterprete la afirmación. Pero es una realidad que, sobre todo en casas de tamaño moderado o pequeño, todo lo que abultan “sus trastos” puede llegar a convertirse en algo perturbador para los padres. Menos mal que, al menos para los juguetes, hay cada vez más soluciones fantásticas para almacenarlos con disimulo y sentido estético incluso más allá de la zona de juegos

Este último detalle es más importante de lo que parece porque llega un momento en el que los juguetes crecen tanto de tamaño que ocupan un espacio que supera al de la habitación habilitada para que los peques jueguen. Y es ahí donde comienzan los problemas de verdad. Hasta ese momento habréis aprendido a convivir ya con menos armarios para vosotros, habréis aprendido a esquivar y arrinconar donde menos moleste la trona y, con un poco de constancia y disciplina, habréis conseguido también que al final de cada día la casa no parezca una escuela infantil. Pero cuando tenéis todo más o menos organizado, llega un cumpleaños, una Navidad o simplemente la visita de los abuelos después de mucho tiempo sin ver a sus nietos, ¡y más cacharros inundan la casa! Es ahí donde entran en juego distintas soluciones de almacenaje que os permitirán tanto ordenar mejor la zona de juegos como utilizar otros espacios de la casa para guardar juguetes.

Baúles y arcones

Baúl de Kenay Home
Baúl de Kenay Home

Algunas de estas soluciones, como es el caso de las cestas de tipo mimbre y paja o los arcones, dependiendo de su diseño exterior, son perfectamente compatibles con la decoración de las habitaciones más visibles de la casa. Las primeras son probablemente la opción más estética, como puedes comprobar, por ejemplo, con este modelo de H&M Home, pero tienen el hándicap con respecto a los segundos de que no se tapan, de ahí que podamos considerar a los arcones -baúles o cualquier estructura similar- una solución más práctica, ya que nadie sabrá que lo que escondéis en el salón de casa son juguetes. Además, suelen ser más grandes que las cestas, pero esto no tiene por qué ser una ventaja; todo depende de la cantidad de juguetes que queráis guardar y su tamaño.

En el mercado se venden muchos modelos aptos para habitaciones interiores, como es el caso de este artículo con doble función porque también es un banco, y también otros que encajan mejor en espacios comunes de la vivienda como el salón, como por ejemplo este baúl de Maison du Monde o esta mesa de Ikea, ideal para casas muy pequeñas que necesitan aprovechar al máximo su espacio. 

Cajas

Caja de almacenaje de Vertbaudet
Caja de almacenaje de Vertbaudet

Menos versátiles pero también magníficas soluciones son las cajas. Las primeras las puedes esconder en cualquier lugar de la casa, tanto exterior como interior, por ejemplo dentro de un armario. Evidentemente, si tu intención es esta última, puedes optar por algún modelo económico en el cual el diseño no encarezca su diseño como una transparente. 

En cambio, si va a ser al mismo tiempo solución para guardar juguetes y elemento decorativo, lo suyo es hacer una inversión más grande, no necesariamente costosa, en un modelo más bonito, aunque también dependerá en la decisión la decoración de la habitación en la que irá colocada. No es lo mismo que penséis situarla en el salón que en una habitación tipo estudio o dormitorio. En ambos casos, eso sí, conviene apostar por cajas resistentes como esta de Vertbaudet, que soporten no solo el uso diario, sino también las agresiones a las que inevitablemente les someterán los pequeños de la casa al manipularlas. 

Puffs

Puff de Amazon
Puff de Amazon

Por otro lado, no hay que olvidarse de los puffs con espacio de almacenaje interior. No serán nunca una solución completa al problema de la falta de espacio para guardar juguetes, pero como son un artículo habitual en muchas casas, siempre puede aprovecharse como desahogo. Es difícil recomendar un diseño concreto porque cualquier marca especializada en decoración y artículos para el hogar tiene un abanico grande de ellos en sus catálogos. De hecho, es relativamente sencillo encontrar algún diseño a juego con los colores en los que tengáis decorado el dormitorio. En el caso del salón, aunque los puffs suelen estar reservados para las mantas, siempre podéis optar por meter estas en un armario y dejar una selección de juguetes a mano. 

Muebles de almacenaje

ikea
Ikea

Estas que hemos repasado son las soluciones de almacenaje portátiles para juguetes más interesantes, pero nos queda por mencionar una quinta opción que cada vez gana más adeptos: los mueblesespecíficos de almacenaje. Aunque en algunos casos sí sean movibles, hay que partir de la base de que es recomendable anclarlos a la pared incluso cuando van a ras de suelo, de manera que es conveniente tener pensada y medida la distribución del espacio en el que vas a colocar dicha solución. Hiperfamosos son ya las opciones modulares de Ikea -en especial la gama Kallax- pero no es la tienda sueca la única que vende muebles en esta línea.

La gran ventaja que tienen además de todo el espacio para guardar juguetes que generan es que son personalizables, de manera que puedes alternar algunas abiertas con otras cerradas, para lo que también hay distintas opciones a su vez que puedes combinar o no. Esta es, sin duda alguna, la mejor solución en aquellas viviendas en las que haya una habitación dedicada a los juegos. 

Como ves, no será por falta de ideas para mejorar el orden en casa y que no se convierta en un problema dónde meter todos los juguetes de los niños. Además, cuando crezcan y sus cosas reduzcan visiblemente su tamaño, siempre podréis reorientar el uso de la solución por la que optéis, así que no os agobiéis. Pensadlo bien y buscad dentro de la idea que más os guste aquel producto concreto que se ajuste mejor a vuestras circunstancias. 

Continúa leyendo