A la mesa con los papis

Sienta a tu hijo en la trona y fíjate en que el peso del bebé queda bien repartido y que ninguna pata cojea.

Continúa viendo nuestras galerías