PATROCINADO

Almudena, madre de cuatro hijos, prueba My First Pinypon

Con dos hijos mayores y dos pequeños de 1 año y 2 y medio respectivamente, esta madre cuenta su experiencia con estos juguetes unisex que les hace estimular su creatividad, facilitan su autonomía y ayudan a reconocer las emociones.

Pinypon original fue el juguete favorito de toda una generación que ahora son padres, y ahora son sus hijos los que pueden disfrutar tanto o más que lo hicieron ellos gracias a My First Pinypon, pensados para peques de entre 1 y 3 años. "Cuando SerPadres me dio la oportunidad de probarlos no lo dudé porque son juguetes que me recuerdan a la infancia. Yo jugaba mucho con mi hermana", recuerda Almudena, una de las afortunadas en poder probar de primera mano en casa las virtudes de este juguete que mantiene el ADN de siempre. 

Almudena es mamá de cuatro hijos, un bebé de diez meses, una niña de 3 años, un niño de 7 y otro niño de 9; y son ellos los que han sido los mejores testeadores de este juguete que ofrece un sinfín de posibilidades. Entre todas ellas, destaca el hecho de que fomente "la creatividad de los niños durante el juego" y lo mucho que pueden aprender de vocabulario sobre profesiones gracias al surtido de figuras de las que dispone como son un doctor, un bombero, un policía y un chef además de una astronauta, un futbolista, un constructor y una peluquera, todas ellas intercambiables. "Se separa el cuerpo de la cabeza", explica Almudena.

En este sentido, esta mamá incide en por qué es tan bueno esto también para que aprendan a identificar las cómo se sienten en cada momento, algo esencial en esta etapa educativa: "Que las caritas vayan cambiando es muy bueno para enseñarles el tema de las emociones. Pueden ver si está triste, si está contento o si está enfadado", argumenta. 

Además de las figuras inspiradas en distintas profesiones, My First Pinypon cuenta con la Granja Día y Noche, que te permite jugar con un granjero, un cerdo, una vaca y un gallo con accesorios variados y hasta tres sonidos diurnos distintos y dos más nocturnos que se activan presionando una figura en la posición central del juego; así como con la línea Happy Vehículos, en las que están incluidos un tren, un autobús, un barco, un helicóptero y un coche, todos ellos con ruedas giratorias y un diseño que permite a los peques manipularlos cómodamente. "Me parecen muy buenos para trabajar la psicomotricidad fina", opina Almudena sobre las posibilidades de experimentación que les ofrece. 

Una amplísima variedad de juguetes unisex perfectos para que niños y niñas como los hijos de Almudena asimilen conceptos y desarrollen su creatividad mientras se divierten como nosotros mismos lo hacíamos cuando éramos pequeños.