Regalos de Navidad

¿Cuál es el juguete más adecuado según su edad?

Llega la Navidad (o el cumpleaños) y en las redes sociales, la televisión y la publicidad nos invaden con cientos de ideas para divertirnos. ¿Qué regalarle por Navidad? ¿Cuál es el juguete más apropiado? Hablamos con Patricia Pizzolante psicóloga y psicoterapeuta en Sens.

Sin duda, el mejor juguete para tu hijo será el que despierte su interés, su curiosidad, satisfaga sus necesidades y lo ayude a desarrollarse. Pero, si respondiendo como psicóloga agregaría que un buen juguete es aquel que le permita al niño poner algo de él mismo en el juego, que le permita crear e imaginar. Y si, muchos estarán pensando en esa gran caja de cartón que envolvía un gran juguete que quedó de lado cuando salió de la caja. Convirtiéndose la casa en el verdadero regalo, un cohete, más tarde una casa, y finalmente un lienzo para pintar con lápices y rotuladores. Si, la caja abre todas las posibilidades. Permite todo, y además tiene un tamaño que rápidamente lo lleva a imaginarse allí dentro.

Entonces, ¿cuál será el mejor juguete? 

1. Ante todo, el juguete que el niño quiera, no todos lo que el niño pide, pero si, el juguete que está deseoso de tener, que llame su atención aunque no llame la tuya. 

2. El juguete que ofrezca muchas posibilidades para jugar. Unos bloques de madera, por ejemplo, pueden convertirse en una ciudad, en los rieles de un tren, en una familia de bloques, y para de contar. Mientras menos definida esté la función de un juguete, más fácil será que el uso que se le dé al mismo resulte de la decisión que tome el niño, de su propia ocurrencia.

3. El juguete que pueda usarse, no el que tengamos que dejar fuera del alcance de los niños porque se puede dañar.

4. Un juguete que sea una herramienta para hacer el viaje a su imaginación. Un juguete que le permita dejar plasmada su propia huella, su mundo interno: sus alegrías, miedos, preocupaciones, sus anhelos.

JUGUETES

Se trata de juguetes con poca estructura, juguetes cuyo objetivo principal es estimular la imaginación y la creatividad del niño: Bloques de madera, legos, disfraces o ropas viejas, pizarras, envases que puedan meterse unos dentro de otros, unos muñequitos que formen una familia, animales, juego de tacitas y platitos, algunos coches, lápices de colores, cinta adhesiva, hojas, tijeras.

¿Cuantos? En relación a cuántos juguetes, pregúntate primero, ¿cuántos crees que necesita? ¿a cuántos crees que realmente podrá prestarle atención? ¿cual es el objetivo que persigues cuando compras los regalos? ¿quisieras que tenga esos juguetes que tu ubieses querido tener? ¿o que sepa que eres un buen padre? ¿evitas que no quede excluido por ser el niño que no tiene ese juguete que se ha puesto de moda? ¿que no sufra cuando vaya a casa de su primo y vea que este tiene el videojuego que él también hubiese querido?

Hay quienes hablan de un número exacto de juguetes que es adecuado recibir. Yo he querido dejarte estas preguntas para hagas tu propia respuesta, con la que te sientas cómodo. Por último, no te olvides en convertir esta època en una momento no solo para recibir, sino también para aprender a dar. esto no es fácil para los niños, pero, sin forzarlo ni obligarlo, invitalo a  acompañarte a escoger y comprar algunos regalos para sus primos, luego entregarlos junto con tu hijo.

 

Patricia Pizzolante es psicóloga y psicoterapeuta en Sens Psicología, un centro de atención psicológica desde el que buscan promover el bienestar integral y disminuir el malestar emocional de las personas

Etiquetas: cómo educar hijos, familia

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS