Planes con los niños

Cómo aprovechar material natural para crear juegos didácticos

3 minutos

Salir con niños puede convertirse en una estupenda ocasión para recoger material natural con el que organizar juegos educativos que, además de hacer que aprendan muchos conceptos didácticos, también harán que se lo pasen en grande.

También te puede interesar: Juegos para estimular su imaginación: historias con piedras pintadas
Cómo aprovechar material natural para crear juegos didácticos

Así que no esperéis a que haga buen tiempo, y siempre que sea posible, haced  una pequeña escapada a un parque o a la montaña para buscar y recoger cosas con vuestros hijos. En cualquier época del año, ellos lo disfrutarán muchísimo.
Son muchas las cosas que podéis recoger en cada estación y las actividades que podéis realizar con ellas. Os dejamos un pequeño listado con algunas de las que encontraréis más fácilmente:

 

naturaleza

Flores de diferentes formas y colores, conchas de caracoles vacías, hojas de árboles, castañas, nueces, piñas, arena, piedras de río, conchas (marinas), pequeñas ramas, semillas, plumas, etc.

Una vez que tenemos el material en casa, son muchas las actividades que podemos preparar con nuestros niños. Os aconsejamos tener recipientes dedicados a guardar todo lo que hayan recogido. Deben ser transparentes, de manera que los niños puedan ver lo que contienen y a ser posible de plástico, ya que lo ideal es que ellos lo manejen sin ayuda de los adultos y, por supuesto, deben estar a su alcance. Lo ideal sería preparar un pequeño rincón de la naturaleza en casa, en el que puedan jugar de manera autónoma.

Empezaremos por trabajar diversos conceptos matemáticos, ya que lo primero que debemos hacer es realizar una clasificación de todo lo que hayamos recogido. Primero separaremos los diversos materiales y, a partir de ahí, las clasificaciones pueden ser variadas (tamaño, color, longitud,etc). Después seguiremos trabajando los números, ya que les pediremos que cuenten cuantas piezas hay de cada tipo, y finalmente, trabajaremos la lectoescritura, pidiéndoles que escriban en una etiqueta el nombre de cada uno de los materiales recogidos y que la enganchen en el recipiente correspondiente.

Una vez que está todo organizado, ya solo nos queda proponer diversas actividades educativas, enfocándolas siempre desde el punto de vista lúdico, para que los niños aprendan conceptos variados. Seriaciones, construcciones, collages, juegos de lectura y escritura relacionando etiquetas con objetos, experimentación con cosas que flotan y otros que no, manualidades divertidas como pisapapeles personalizados con las piedras de río, móviles hechos con las ramas y las hojas, mandalas diversos, juegos sensoriales con la arena, preparación de masas sensoriales, preparación de cajas de tesoros, etc.

Además, realizando este tipo de actividades manipulativas, los niños estarán desarrollando la motricidad fina, la coordinación óculo-manual, la precisión, la atención, las formas, los sentidos, en especial el del tacto gracias a las texturas de los diferentes objetos y sobre todo su creatividad, ya que es muy importante dejarles experimentar libremente.

Así que animaos a salid con vuestros pequeños, además de pasar un buen rato en la mejor compañía, os aprovisionaréis de material educativo que nos os costará nada y con el que ellos aprenderán un montón.

Olalla Haro, docente y creadora de la web ActividadesInfantil.com

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS