Lecturas infantiles

Fábulas de Fedro para niños: ¿cuáles son y qué les aportan?

Las de Esopo no son las únicas historias cortas con moraleja que nos dejaron los autores clásicos; las obras de este fabulista latino de hace dos milenios así lo demuestran ya que sus aprendizajes siguen estando vigentes.

Lectura (Foto: Pexels)
Lectura (Foto: Pexels)

La civilizaciones clásicas dejaron grandes contadores de historias que siguen vigentes dos milenios después. Las de Esopo son las más conocidas en el universo de la literatura infantil, pero hay más, entre ellas las de Febro, fabulista latino de la época imperial nacido en la provincia romana de Macedonia hacia el año 20-15 a.C. 

Cuenta los historiadores, cuya fuente principal es la propia obra de Fedro, que pese a ser un esclavo, recibió una educación intensa desde su juventud, sobre todo en latín, si bien su lengua materna era el griego. 

Publicó Fedro 101 fábulas, todas con intenciones didácticas y con una moraleja final, esencia de este tipo de historias breves. Algunas se inspiran precisamente en las fábulas de Esopo, pero la mayoría nacen de su propia experiencia personal. 

A través de ella se pueden inculcar valores positivos y constructivos a los más pequeños, y es que las fábulas y los cuentos infantiles son una herramienta excelente en la educación de los niños. Hay aprendizajes en las fábulas de Fedro esenciales para la vida, como el hecho de que no se puede confiar en aquellas personas que hacen el mal, entre otras muchas lecciones. 

Estas son cinco de las muchas fábulas de Fedro que, adaptadas, siguen siendo muy útiles en el aprendizaje de los peques: 

El lobo y la cabra

Esta fábula enseña a los peques a no creerse todo lo que les dicen, a no pecar de ingenuos. Y es que hay muchos engaños que no pueden hacer más que daño cuando se asumen como ciertos.

Las dos perras

Esta fábula enseña a los niños la importancia de la asertividad y de la prudencia, ya que no se puede ceder ante todo, y menos en cosas importantes. Quien a veces pide rogando, como si fuera débil, impone la ley cuando se ve fuerte.

Un cazador y un perro

Es una de las historias más valiosas de las fábulas de Fedro porque se puede aplicar en muchísimos contextos actuales su moraleja: no despreciar aquello que un día nos fue de gran ayuda por el hecho de que esté viejo.

El caballo y el jabalí

La lección que nos deja Fedro es que con el afán de castigar y vengar el daño recibido, tendemos a apoyarnos en quien solo tiene interés en dominarnos.

El lobo y la grulla

La moraleja de esta fábula es que no puedes esperar una recompensa de aquellas personas a las que ayudas que hacen el mal.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo