Actividad extraescolar

Qué es la biodanza y qué beneficios tiene con los peques

Hay coles que han incorporado como una herramienta educativa más esta divertida actividad que combina elementos del baile con técnicas de meditación.

En algunos centros educativos, dentro de las horas dedicadas a la educación musical, “ música” para todos los peques, se imparten sesiones de biodanza, una disciplina que combina elementos artísticos con meditación que también se imparte para distintas edades en academias especializadas.

La biodanza es una actividad grupal que fluye en torno a la música. Recurre a una serie de movimientos coordinados que recuerdan al baile cuyo objetivo es integrar cuerpo y mente, salud física y emocional. Tanto de manera individual como colectiva.

Este sistema de transformación personal fue desarrollado en los años 60 del siglo pasado por el psicólogo Rolando Toro, que definía a la biodanza como “la poética del encuentro humano”. El objetivo de Toro a través de la disciplina que patentó era el de permitir que las personas reconectarán con ellas mismas y con su entorno. 

La Federación Internacional de Biodanza explica que la disciplina clasifica las vivencias en cinco grandes conjuntos expresivos del potencial humano: 

  • Vitalidad: tener energía para encontrarse con el mundo con equilibrio entre acción y calma.
  • Sexualidad: deseo y placer, las ganas de vivir y disfrutar la sensualidad.
  • Creatividad: practicar el arte de vivir, la capacidad de expresión y embellecer el estilo de vida.
  • Afectividad: Sentir el respeto y la ternura, la capacidad para dar y recibir el amor.
  • Trascendencia: Conectar con el género humano y con la naturaleza.
     

Adaptando la biodanza al aprendizaje infantil, son muchos los aspectos que se pueden trabajar de forma específica a lo largo de una sesión de biodanza. 

Múltiples beneficios

Por ejemplo, dentro de la larga lista de beneficios de la biodanza que menciona en este post la escuela de Biodanza SRT de Madrid – Centro, en los niños ayuda a incrementar la alegría y a reducir el estrés. “Es el resultado de un estudiado efecto sobre el “humor endógeno”, el estado de ánimo que es resultante de la conjunción de factores genéticos y del estado global de salud y que es difícil (o imposible) modificar sólo con intentarlo conscientemente pero sí por las vivencias vitalizadoras que te propone la Biodanza”, explica la academia. “La Biodanza te ayuda a estar con atención y acción cuando hay que estarlo y con relajación y abandono cuando corresponde”, añade. 

Por supuesto, como actividad artística que es, la biodanza permite a los niños desarrollar su creatividad, trabajar su inteligencia emocional y mejorar sus habilidades sociales. Además, como ocurre con cualquier tipo de danza, es una actividad ideal para conocerse mejor tanto a nivel emocional como físico.

Por todos estos factores, hay colegios que han introducido la biodanza entre sus recursos educativos. Su dinámica ayuda a que los niños dejen los prejuicios a un lado, se desinhiban y se diviertan, incluso los más vergonzosos y tímidos. “La Biodanza es uno de los sistemas más completos que existen. De la mano de la diversión, el disfrute y el placer nos lleva a transformaciones muy poderosas tanto en lo orgánico como en lo existencial”, concluye el equipo de la escuela de Biodanza SRT de Madrid – Centro, una de las academias que ofrece clases de esta actividad en auge.

Continúa leyendo