Pegadito a mamá

No hay mejor sillita de paseo para el bebé que el cuerpo de mamá. Es cálido, mullido, amoroso y le mece como cuando estaba en el útero.

Continúa viendo nuestras galerías