Sueño infantil

Así afecta la tele al sueño de nuestros hijos

Un estudio analiza los efectos de la televisión sobre el sueño de niños desde los 6 meses hasta los 8 años de edad.

Antes de dormir, aparca la tecnología

La falta de sueño tiene muchas consecuencias negativas sobre la salud física y mental de las personas, y este efecto es mucho más importante en niños y bebés. Uno de los factores que altera el sueño de menores y adultos es la exposición a aparatos electrónicos justo antes de dormir. En este estudio, que se publica en la revista científica Pediatrics, los investigadores han realizado un seguimiento sobre los hábitos de más de 1.800 niños de entre 6 meses y 8 años de edad. En concreto, se recopilaron datos sobre el número de horas diarias en las que los niños se encontraban en una habitación con la televisión encendida, el tiempo dedicado a ver la tele en el caso de los niños más mayores y las horas diarias de sueño. También se apuntó si los niños dormían en un cuarto con televisión.

 

Los resultados revelaron que cada hora extra de televisión está asociada con siete minutos menos de sueño, y que este efecto es más fuerte en niños que en niñas. Aunque siete minutos parece poco, los expertos hacen hincapié en la importancia de un buen descanso en niños que se encuentran en pleno crecimiento y desarrollo.

 

Antes de dormir, aparca la tecnología

Otro estudio publicado hace unos meses en la revista Nature reveló que el uso de tabletas, móviles y ordenadores antes de dormir altera fuertemente los patrones de sueño y puede ser una causa de insomnio importante tanto en niños como en adultos. Esto se debe a que la luz emitida por estos dispositivos altera nuestro ritmo biológico e inhibe la secreción de melatonina, una hormona que nos invita a relajarnos y dormir.

Aunque todavía no se conocen en profundidad las dimensiones de este problema, lo cierto es que hoy dormimos menos que antes. En el caso de la población infantil, se estima que los niños duermen una media de 1,2 horas menos que hace un siglo. Por lo pronto, una buena medida puede ser controlar el uso que hacen nuestros hijos de los aparatos electrónicos, especialmente por las noches.

 

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS