Vídeo de la semana

Citas médicas telefónicas y virtuales: consejos para aprovecharlas al máximo

La pandemia de coronavirus cambió las consultas de pediatría y de atención primaria, de manera que hoy en día son más comunes las citas médicas telefónicas o virtuales, en lugar de las presenciales. Te ofrecemos algunos consejos útiles que te ayudarán a aprovecharlas al máximo.

Citas médicas telefónicas y virtuales
Foto: Istock

A raíz de la pandemia de coronavirus en la que nos encontramos inmersos desde hace prácticamente un año, la mayoría de las consultas médicas que no requieren ningún tipo de revisión ni prueba diagnóstica por parte del especialista son llevadas a cabo por vía telefónica o por vía virtual.

Es lo que ocurre, por ejemplo, con las citas médicas realizadas para proporcionar los resultados de analíticas sanguíneas o pruebas rutinarias, o para la petición de determinados análisis. 

Y, en el caso de la pediatría, las citas médicas telefónicas se han incrementado considerablemente a lo largo del último año. Especialmente a la hora de resolver dudas de los padres o consultar aquellos síntomas leves que podría tener el niño en un determinado momento. 

Sin embargo, este cambio en la realización de muchas consultas médicas (sean o no pediátricas) puede acabar originando algunos problemas comunes, desde la pérdida de la hora por no estar disponibles en el momento de la llamada telefónica, hasta el hecho de que surjan dudas justo después de haber colgado el teléfono.

Teniendo en cuenta muchos de los inconvenientes que puede suponer el hecho de tener una cita médica telefónica o virtual, ¿de qué forma es posible sacarle el mejor partido y provecho posible?

¿Por qué ahora muchas citas y consultas médicas son por vía telefónica?

No hay duda que la conocida como atención médica en línea ha acabado convirtiéndose en parte de nuestro día a día después de que el nuevo coronavirus llegada a nuestro país, al menos, a mitad del mes de febrero del pasado año.

 

Desde entonces, muchos Centros de Salud (o ambulatorios) tuvieron que reinventarse, de manera que muchas de las citas médicas y consultas se realizan mediante vía telefónica.

El objetivo principal de este cambio es minimizar los riesgos por la pandemia de la COVID-19, de manera que tanto el personal sanitario como el personal administrativo llamarán al número de teléfono (el cual puede ser tanto fijo como móvil) que se facilite, por ejemplo, en el momento de la reserva de la cita.

Así, muchas de las citas médicas de atención primaria que anteriormente se llevaban a cabo por vía presencial ahora se realizan mediante cita telefónica, lo que incluye también las citas y consultas pediátricas, a menos que el menor de 14 años presente un problema de salud agudo o se trate de revisiones conjuntas con enfermería. 

Cómo aprovechar al máximo una consulta o cita médica por teléfono

Ten el teléfono preparado y con el timbre en volumen

Suele ser muy común que algunas citas médicas telefónicas no se lleven a cabo, y la hora se pierda, porque justo en el momento en el que el especialista médico realizó la llamada el teléfono no se encontraba disponible, o en silencio, de manera que no se pudo ser contestada.

Por tanto, especialmente si se trata de un teléfono móvil, es imprescindible mantener el timbre del dispositivo en volumen, para poder escucharlo desde el momento en que nos llamen, y con la carga de batería suficiente como para evitar que el móvil se apague.

Consejos útiles en caso de citas médicas por teléfono
Foto: Istock

La importancia de estar pendiente a la llamada

Aunque en ocasiones la llamada telefónica puede llegar a retrasarse, algo común en atención primaria (como ocurría prácticamente de hecho con las consultas presenciales), es importantísimo estar pendiente del teléfono, reservando con ello la hora a la que en teoría el médico debería llamarnos.

Así, evitaremos encontrarnos en un momento incómodo que pueda impedirnos responder a la llamada con normalidad, como por ejemplo mantener cualquier otra llamada telefónica justo en el momento en que el especialista intenta ponerse en contacto con nosotros, o si nos encontramos conduciendo.

De ahí que sea imprescindible reservar la hora y tener un poco de paciencia hasta esperar a recibir la llamada del especialista. 

Apuntando todas las dudas

Independientemente del motivo por el cual se realiza la cita médica telefónica, es igualmente importante anotar todas las dudas que podamos tener para consultárselas al especialista, y no vernos en la obligación de tener que solicitar otra consulta para resolver las dudas que nos han podido surgir durante la llamada.

Por tanto, es aconsejable reservarnos unos cuantos minutos antes de la hora de la llamada, y anotar en el papel qué preguntas nos gustaría hacer al médico.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo