Medicinas y niños

Cómo dar jarabe a los niños

Dar jarabe a un niño puede ser difícil, sobre todo cuando ya ha dejado de ser un bebé. Te explicamos cómo hacerlo con la menor cantidad posible de lágrimas.

Los jarabes suelen contener en su envase la cucharilla, el cuentagotas o la jeringuilla apropiada para su administración. No sustituyamos estos medidores a la ligera. Una simple cuchara de casa no sirve, porque la medida tiene que ser lo más exacta posible.

Cómo administrar jarabe a un niño

  • Si vamos a dar el jarabe con jeringuilla a nuestro hijo, podemos tomarlo en brazos como si fuéramos a darle el biberón.
  • Entonces, inclinamos su cabecita hacia el pecho y le metemos la punta de la jeringuilla a un lado de la boca.
  • Al mismo tiempo, podemos mecerlo, como hacíamos cuando era más chiquito.
  • Si usamos la cuchara, no olvidemos sujetar la mano libre del niño.
  • Después, bajamos ligeramente su barbilla, introducimos suavemente la cuchara sobre el labio inferior y volcamos poco a poco el jarabe.

 

También te puede interesar:

CONTINÚA LEYENDO