Salud dental e infancia

Cómo evitar la 'caries del biberón'

Algunos de los bebés que se encuentran en periodo de lactancia y los niños de hasta 4-5 años pueden verse afectados por la comúnmente conocida como “caries del biberón”.

Esta caries infantil daña la superficie del diente de los más pequeños, debido a que las bacterias se alimentan de los azúcares que se acumulan en forma de residuos en la boca.

Nuestros pequeños consumen muchos líquidos que contienen grandes dosis de azúcar. Ya no solo hablamos de la leche materna en cuestión. Tanto los zumos como los refrescos sirven como alimento perfecto para las bacterias que residen en sus dientes, produciéndose de esta manera infecciones.

Hay niños que se acuestan con el biberón y se quedan dormidos con él en la boca. Este hecho es uno de los principales causantes de las caries en los dientes de leche ya que la sacarosa, la glucosa y la lactosa presentes en la leche se adhieren a sus dientes y encías.

Es muy importante tomar conciencia de la gravedad de este tipo de caries en los bebés. Si estamos prevenidos y mostramos especial atención a las manchas que puedan surgir en sus dientes de leche, podremos evitar problemas mucho más graves como la pérdida de los mismos.

Desde Propdental queremos hacerte una serie de recomendaciones con el fin de prevenir la aparición de la caries del biberón en los más pequeños.

  • Lo más importante es mantener una adecuada y correcta higiene bucodental desde antes incluso de la aparición de su primer diente.
  • Al menos, una vez al día debemos masajear sus dientes y encías ayudándonos de una gasa para asegurarnos que sus dientes crezcan sanos.
  • Es preciso evitar que el biberón contenga bebidas azucaradas, sobre todo, si están enganchados a él pues suelen mantenerlo más tiempo en la boca y puede potenciar la aparición de caries.
  • Por la noche debemos tratar de no dar el pecho o el biberón.
  • No debemos empapar la tetina del chupete o la del biberón en alimentos dulces.
  • Es recomendable que los niños consuman agua en lugar de otras bebidas. No no solo les ayuda a hidratarse sino que además es clave para eliminar las bacterias que pueden aparecer en su boca.
  • En cuanto veamos que nuestros pequeños van creciendo, debemos cambiarles el biberón por tazas y vasos acordes a su edad pues, de este modo, estaremos evitando que se “enganchen” a ellos.

 

La caries del biberón se propaga de manera excesivamente rápida. Por lo tanto, la salida y el desarrollo de los dientes de leche de los niños se pueden ver afectados, llegando incluso a desencadenar en la pérdida de ciertas piezas dentales. 

Es de gran importancia tener presentes las recomendaciones anteriormente citadas. De esta manera, podremos prevenir que en un futuro los niños, cuando desarrollen su dentadura definitiva, padezcan afecciones provocadas por haber desatendido su boca durante la infancia.

Por lo tanto, para evitar ciertas afecciones, hay que tener en cuenta que el papel de los expertos es muy importante, de este modo. Los odontopediatras recomiendan que la primera vez que se visite al dentista se haga a los 6 - 12 meses de edad, cuando los primeros dientes empiezan a aparecer.

Muchas veces no somos conscientes de la importancia que tienen los dientes temporales y como pueden influir en la correcta evolución de los dientes definitivos. Por esta razón, aunque muchas veces se nos olvide, un diagnóstico precoz por parte de un profesional es el mejor aliado para preservar la salud bucodental, así como, el buen desarrollo de los dientes de los más pequeños de la casa.

Artículo elaborado por Darío Vieira, Director Médico de las Clínicas Propdental.

Continúa leyendo