Trucos de expertos

Cómo proteger el pelo de tus hijos y el tuyo este verano

Es importante tomar medidas preventivas, aconsejable acudir a la peluquería al comienzo de las vacaciones e incorporar una serie de hábitos sencillos en la rutina diaria durante los meses de calor.

Foto: Pexels
Foto: Pexels

La piel no es lo único que debemos proteger con la llegada del verano. Los baños en piscinas y playas, la sudoración excesiva, el uso más habitual de gorros, gorras y sombreros y, en definitiva, el “maltrato” al que sometemos al cabello en esta época del año hace necesario que tomemos más precauciones para cuidarlo. Tanto en nosotros mismos como en nuestros hijos. 

Para que el pelo resista bien al verano hay que empezar hay que empezar a protegerlo con previsión, durante la primavera, donde ya sufre algunos cambios importantes porque “es época de alergias, de quemaduras del sol si no tenemos cuidado, de picaduras y de, en general, cambios en nuestra piel, incluido el cuero cabelludo”, señala el dermatólogo y tricólogo Juan José Andrés Lencina en declaraciones a H&S.

Una vez aparece el calor al final de la primavera, llega la hora de la verdad. “Al aumentar la temperatura, aumenta nuestro sudor y en el cuero cabelludo puede acarrear un exceso de sebo que favorece la irritación o la aparición de caspa”, explica el doctor. Para que esto no ocurra, hay que evitar la exposición permanente al sol durante las horas centrales del día y buscar la sombra en paseos, terrazas y zonas de ocio siempre que sea posible. 

Por otro lado, los peluqueros recomiendan “pasar por boxes” antes del verano para sanear el cabello y tratar de encontrar un corte más fresquito, que evite el exceso de calor, la sudoración excesiva y también que permita un secado más rápido, aspecto que en el caso concreto de los niños, que se pasan buena parte del verano en remojo, se antoja primordial. 

Consejos de experto

Además, durante el día a día desde que arranca el estío es aconsejable asimilar una serie de hábitos para cuidar el pelo que son sencillos de hacer en casa tanto con nuestro propio pelo como con el de los niños. En este sentido, la peluquera Diana Daureo aconseja utilizar un spray fotoprotector exclusivo para el cabello cuando vaya a estar expuesto al sol en períodos largos de tiempo, como es el caso de las jornadas de playa, y aumentar la frecuencia de lavado.

“En esta época es recomendable lavar nuestro pelo más de 2 o 3 veces por semana”, indica. “Sobre todo si eres muy de piscina mi recomendación es lavarlo cada vez que te metas en ella. Así eliminarás por completo los residuos químicos”, añade la estilista del cabello, que también aconseja a las personas adultas a “no pasar por alto la mascarilla para aportarle hidratación dos veces a la semana”. 

Por último, Diana Daureo ofrece un último consejo común tanto para el cuidado del pelo de los adultos de la casa como de los peques: apostar por “el secado libre” en vez de por el secador. “Mi consejo es no usar secadores ni planchas; si el cabello está debilitado, esto lo acentuará más”, concluye. Y de igual forma que es aconsejable evitar este tipo de material durante el verano, también es muy importante no recoger el pelo cuando está mojado y no dejar que se seque sin cepillarlo antes, especialmente en el caso de los niños y niñas que tengan el cabello largo. 

Vídeo de la semana

Continúa leyendo