Vacunas COVID-19

Cuba empezará a ofrecer vacunas COVID-19 a niños de 2 años

Mientras esperamos que BioNTech obtenga la autorización de su vacuna para niños de 5-11 años, Cuba empezará esta misma semana a ofrecer sus vacunas a niños de 2 años, en consonancia con otros países, que ya ofrecen desde hace semanas vacunas contra la COVID-19 a niños mayores de 3 años de edad.

Cuba empezará a ofrecer vacunas COVID-19 a niños de 2 años
Foto: Istock

A principios de este mes España había superado ya el 70% de la población con la pauta completa de las vacunas desarrolladas contra la COVID-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, y que, según últimas estimaciones, habría causado la muerte de más de 15 millones de personas en todo el mundo desde finales del año 2019.

Esto significa que, ya a comienzos de septiembre, en España había 33.376.693 personas inmunizadas, de una población total 47,3 millones de habitantes, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De ellos, la franja de edad comprendida entre los 12 a los 19 años, y cuya vacunación empezó hace apenas unos pocos meses, ha avanzado muy rápidamente en el último mes, de manera que cerca de un 71% ya tenía al menos una dosis puesta (y un 32,2% la vacuna completa).

La pasada semana conocíamos que BioNTech iba a solicitar la autorización de su vacuna para menores de 5 y 11 años, cuyos “resultados del estudio están disponibles y solo necesitan ser preparados”. Una autorización que podría llegar a finales de octubre, al menos de parte de la FDA, aunque todo dependería del tiempo que tarde Pfizer en enviar la documentación necesaria a la agencia.

Mientras se espera que la farmacéutica envíe los resultados de sus ensayos muy pronto, recientemente hemos sabido que Cuba comenzará a ofrecer vacunas COVID-19 a niños de 2 años de edad esta misma semana, convirtiéndose así en el primer país en ofrecer la vacunación a niños tan pequeños.

A comienzos del mes de septiembre, el Centro de Control Estatal de Medicamentos y Dispositivos Médicos, que se encarga de regular la salud en Cuba, dio luz verde a las vacunas pediátricas. Y, desde la pasada semana, los niños de entre 13 y 17 años comenzaron a recibir las inyecciones.

Una noticia esperanzadora, que apareció justo después de que la variante Delta, altamente transmisible, esté afectando gravemente a la isla. El país cuenta con una de las tasas de infección más altas del hemisferio occidental, con 70 nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes.

Vacunación en niños de 2 años contra la COVID
Foto: Istock

Pero, ¿por qué los niños pequeños cubanos pueden ser ya vacunados, mientras los padres de otros países deben esperar? De acuerdo a los expertos, la vacuna de Cuba es distinta a las dos más comunes que se están administrando actualmente tanto en Europa como en Estados Unidos, Pfizer y Moderna.

Mientras que estas dos vacunas utilizan la tecnología de ARN, que no ha sido probada en niños (salvo en los ensayos clínicos ya finalizados, y “con resultados prometedores”), Cuba está utilizando sus vacunas Soberana 2 y Soberana Plus, ambas de desarrollo nacional.

Según funcionarios cubanos, la combinación de ambas vacunas tendría una efectividad del 91,2 por ciento para proteger contra la COVID-19, según los ensayos clínicos en adultos y niños. 

Hasta la fecha, el 56 por ciento de los cubanos ha recibido al menos una dosis de la vacuna, mientras que el 37 por ciento de la población que vive en la isla se encuentra ya completamente vacunada.

No es el único país

Curiosamente, quienes la pasada semana pusieron el grito en el cielo porque BioNTech solicitara la autorización de uso de emergencia (EUA) de su vacuna para niños de entre 5 y 11 años, desconocen que otros países han empezado ya a inmunizar a los niños más pequeños.

Es el caso, por ejemplo, de países como China o Emiratos Árabes Unidos, quienes están ofreciendo vacunas contra la COVID-19 a niños mayores de 3 años desde hace semanas. Y en otros países, como es el caso de Chile, ya permiten las vacunas para niños mayores de 6 años de edad.

Todo ello cuando, solo en Estados Unidos, la Academia Estadounidense de Pediatría ha informado recientemente que, desde julio, los casos pediátricos de COVID-19 habían aumentado un 240 por ciento.

A su vez, Pfizer-BioNTech espera tener los resultados de sus ensayos clínicos en bebés menores de 6 meses y niños menores de 2 años para antes de finales de año.

Por otro lado, Pfizer también ha anunciado el inicio de un ensayo clínico de fase 3 en adultos para su vacuna contra el virus sincitial respiratorio (VSR). Un virus que, como ya sabemos, puede afectar gravemente a niños pequeños y bebés.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Contenidos en Gaia Media Magazines, especializado en maternidad, salud, ciencia y nutrición.

Continúa leyendo