Los primeros dientes

Dentición infantil e higiene dental: ¿Cuáles son las dudas y mitos más frecuentes?

Es normal que la dentición infantil siempre haya estado rodeada de mitos (muchos de ellos inexactos o erróneos). Y también de muchas dudas. ¿Cuáles son las más comunes? Lo descubrimos en este artículo.

Existen numerosos mitos en torno a la dentición de los bebés, así como innumerables remedios de toda la vida para aliviar las molestias de la erupción dentaria. Sin embargo, el que sean antiguos o se hayan usado desde siempre no implica necesariamente que sean correctos. De igual forma, también los hábitos de limpieza dental, pueden ser fuente de dudas entre los padres, a menudo “mareados” entre diferentes recomendaciones.

¿Cuándo salen los dientes de leche?

Dentición infantil e higiene dental
Foto: Istock

Entre los seis y los quince meses de vida. Lo habitual es que el primer diente aparezca entre los seis y ocho meses, pero hay bebés que llegan al año sin tener ni una pieza dental. Si llegados los quince meses, el pequeño sigue igual, se recomienda la valoración por un odontopediatra.

¿Cuánto tardan en salir todos los dientes de leche?

Lo habitual es que todos los dientes de leche hayan salido, como mucho, a los tres años de vida, llegando a tener en este momento, 20 piezas dentales en total. El ritmo de erupción, si salen más de golpe, o si al bebé le salen un par de ellos y después está tres meses sin salirle ninguno, son variantes de la normalidad que no deben preocuparnos.

El orden también es variable entre cada niño; lo más frecuente es que primero salgan los incisivos y después los molares, pero no tiene porqué ser así siempre.

¿La salida de dientes da fiebre?

Es muy habitual echarle la culpa de todos los males al proceso de dentición. Si el bebé no come es porque está con los dientes, si el bebé tiene diarrea es por los dientes y si tiene fiebre también.

Debo señalar que el proceso de dentición es un fenómeno completamente fisiológico que ocurre en los seres humanos, forma parte de nuestra evolución y nuestro desarrollo y, por tanto, no es una enfermedad. La dentición no produce fiebre, de hecho, si tu bebé presenta este síntoma, lo más aconsejable es que sea valorado por un pediatra.

¿Cómo puedo aliviar los síntomas de dentición?

Cuando los pequeños están pasando por el proceso de erupción dentaria suelen sentir alivio al morder objetos, con textura “gomosa” como la silicona de la tetina del chupete o algunos mordedores. Podemos ofrecer estos objetos enfriados de la nevera ya que el frío es un antiinflamatorio natural. También podemos frotar las encías con una cucharita fría. Si las molestias son muy intensas, sobre todo durante la noche, incluso dificultando que el niño pueda conciliar el sueño, se pueden administrar algunos analgésicos por vía oral, como paracetamol.

En ningún caso aplicaremos el medicamento directamente en las encías y tampoco ofreceremos al bebé los famosos collares de ámbar para que muerda las cuentas. Estos dos remedios, pese a ser de los más antiguos, no solamente son completamente inútiles, sino que, además, en el caso del collar, tienen riesgo de asfixia.

¿Cuándo debemos empezar a lavar los dientes?

Los primeros dientes del niño
Foto: Istock

Desde el momento en el que tenemos dientes podemos tener caries. Así que, limpiaremos los dientes desde que la primera pieza dental aparezca en la boca. Tradicionalmente se ha retrasado demasiado el momento de empezar a cepillar los dientes, o incluso se recomendaba a los padres que los primeros cepillados se hicieran sólo con agua, sin pasta dental. Este tipo de prácticas no tiene ningún sentido y no nos protege del desarrollo de caries.

¿Cómo escoger la pasta dental recomendada a cada edad? ¿Y qué cantidades usar?

Lo más importante a la hora de elegir la pasta dental para nuestro peque es fijarnos en la cantidad de flúor que lleva. No os dejéis llevar por la edad que indique el envase. Podemos encontrar en el mercado numerosas opciones, algunas que indican “a partir de 12 meses” o para “niños de 2 años” pero que en realidad no lleven la cantidad apropiada de flúor. En el envase encontramos la cantidad de este elemento en “partes por millón” que se suele abreviar con las siglas “ppm”.

Desde la erupción del primer diente hasta los tres años usaremos pastas dentales con 1.000 ppm, en muy poca cantidad, prácticamente un “raspado” sobre el cepillo, subiendo después a la cantidad que equivaldría a un grano de arroz.

De los tres a los seis años se recomiendan pastas dentales de entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor, en cantidad que equivaldría a un guisante. A partir de seis años usaremos pastas dentales que contengan un mínimo de 1450 ppm de flúor.

Si encontráis pastas dentales con menos de 1.000 ppm de flúor debéis saber que son insuficientes para prevenir la aparición de caries. Y, no es necesario aclararnos la boca después del cepillado dental, sólo escupir el exceso de pasta, ya que los restos de la misma sobre los dientes los protegerán de las caries.

¿Cuándo es recomendable realizar la primera visita al odontopediatra?

Con la aparición del primer diente. Tradicionalmente, como no se les daba importancia a los dientes de leche, ya que tarde o temprano se caerían, se recomendaba acudir al dentista cuando empezaran a salir las piezas dentales definitivas, pero esto es demasiado tarde.

Los dientes de leche son sumamente importantes. En la primera visita, el especialista valorará muchos más aspectos de la boca de nuestro pequeño además de los dientes y nos dará recomendaciones en cuanto a su limpieza, pastas y cepillos dentales adecuados a su edad.

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo