Lesiones en el niño

Dolor de cadera en los niños: causas principales

Una lesión, una infección bacteriana o vírica... éstas son algunas de las causas que pueden ocasionar dolor de cadera en los niños. Pero no son las únicas.

Aunque parezca poco común, la realidad es que el dolor de cadera es muy habitual en los niños, especialmente cuando es causado por lesiones, las cuales son bastante más fáciles de detectar en niños mayores y en adolescentes, y algo más complicadas en bebés y niños pequeños

¿El motivo? Es muy posible que los niños más pequeños no puedan ser capaces de explicar en qué lugar se lesionaron, o que tarden incluso un tiempo mayor en quejarse de dolor en la cadera, o bien que no deseen caminar o que presenten cojera (y los padres no sepan por qué).

El niño utiliza sus caderas todos los días, ya sea para gatear, sentarse, caminar o pararse. Debido a ello, pueden surgir algunos problemas de cadera, lo que puede dificultar el movimiento de forma correcta y adecuada.

Así, si la cadera del niño duele puede ser debido a muchas razones. Por ejemplo, puede ser debido a problemas con los que nació. O por lesiones o infecciones, así como por otras causas relacionadas.

Algunas causas de dolor de cadera en los niños

Existen algunas causas muy comunes de dolor de cadera en los niños. Las más habituales son las siguientes:

Lesiones

Es la causa más común, ya sea por fracturas, esguinces cerca de la articulación de la cadera o por distensiones musculares.

Displasia de cadera

Cuando el bebé nace el médico le realiza una serie de movimientos en las piernas con el fin de comprobar el estado de su cadera, y descubrir si puede existir -o no- displasia de cadera. Esto puede ocurrir en una o ambas caderas, y sucede cuando no se desarrollaron del todo bien. Algunos bebés nacen ya con este problema, y otros lo pueden sufrir después de haber nacido.

Suele ser más habitual en las niñas, y los médicos creen que las hormonas que los bebés reciben desde el útero pueden relajar demasiado las caderas. Por otro lado, puede ser más común en niños nacidos de nalgas, especialmente si nacen primero con los pies o con las caderas.

Sinovitis transitoria

Es una causa muy común de dolor de cadera en los niños. El pequeño puede llegar a cojear y decirte que le duele la cadera después de haber estado sentado durante mucho tiempo. 

También es posible que caminen con los dedos apuntando hacia afuera, o sobre la punta de los dedos de los pies, surgiendo a su vez dolor en la rodilla o en el muslo.

Artritis

El tipo de artritis más común es la artritis idiopática juvenil. Puede causar rigidez o hinchazón en más de una articulación, y las caderas también pueden estar rígidas. Se cree que puede estar relacionada con un virus, aunque su causa no está del todo clara.

Enfermedad de Legg-Calve-Perthes 

Es un síndrome conocido también como “enfermedad de Perthes”, en la que surge necrosis de la cabeza del fémur como consecuencia de una falta de aporte sanguíneo. Y si el hueso se rompe (cosa que ocurre con mayor facilidad), es muy probable que no se sane tan bien como lo haría un hueso sano.

Esto puede hacer que el pequeño cojee o presente rigidez y dolor en la cadera, el muslo o la rodilla. Es más común en niños hasta los 8 años de edad, aunque no se sabe por qué la sangre deja de fluir hacia la articulación de la cadera. Tener este síndrome después de los 6 años de edad hace que luego, de alto, el niño sea más propenso a tener problemas de cadera.

Infecciones

Algunas infecciones pueden ocasionar dolor en la cadera. Un ejemplo es la artritis séptica, causada por bacterias (como una infección por estafilococos), y que puede causar una dolorosa hinchazón y enrojecimiento de la cadera.

También puede ser causada por un virus o incluso un hongo. También existen otras infecciones bacterianas, o la enfermedad de Lyme (que el niño puede contraer como consecuencia de la picadura de una garrapatada infectada), que pueden causar dolor en la cadera.

Otra infección que puede causar la infección de los huesos y músculos cerca de la articulación de la cadera es la osteomielitis, un tipo de infección ósea que puede ser causada por bacterias. Dado que los huesos de los niños tienen un suministro de sangre más grande que en los adultos, las bacterias presentes en la sangre pueden propagarse más fácilmente a los huesos.

Christian Pérez

Christian Pérez

CEO y Editor de Natursan.

Continúa leyendo