Salud del niño

Fiebre en niños mayores de uno a tres años: ¿Cuáles son las causas más frecuentes?

La fiebre es el primer motivo de consulta en urgencias de pediatría y, probablemente, el que más agobie a los padres. Habitualmente, con la llegada del pequeño a la escuela infantil, empezarán a aparecer episodios de fiebre. ¿Cuáles son las causas?

La fiebre es considerada como uno de los primeros motivos de consulta en las salas de urgencias de pediatría. Y también el que más tiende a preocupar a los padres, ya que su incidencia puede incrementarse desde el momento en el que los niños empiezan la escuela infantil. Conocer sus causas más comunes puede ser de mucha ayuda a la hora de aliviar el agobio que puede llegar a producir.

Enfermedades víricas

Fiebre en niños mayores de uno a tres años
Foto: Istock

Sin duda, la causa number one. Los pediatras lo sabemos y así lo intentamos transmitir a los padres. La edad de entrar en escuela infantil es variable, depende de cada familia y las condiciones laborales de los padres, pero lo cierto es que en cuanto el niño o niña ponen medio pie en la guarde, empiezan a aparecer cuadros catarrales leves y fiebre.

“¿Por qué se pone malo cada dos por tres?” suelen preguntar los padres. La explicación es sencilla. Los virus que pululan en la escuela infantil no producen síntomas a la primera de cambio, sino que se incuban unos cuantos días, los suficientes como para que el niño infectado reparta virus a diestro y siniestro.

Al poco, caen casi todos los pequeños. Por eso, los virus de guardería producen pequeñas epidemias dentro de cada centro. Cuando caen enfermos se quedan en casa y una vez curados vuelven a la escuela infantil, donde en poco tiempo estarán incubando el siguiente virus.

Con enfermedades víricas a esta edad me refiero a aquellas que no necesitan antibióticos para curarse y tienen gran facilidad para el contagio. Seguro que a los padres de niños en esta edad les suenan términos como: gastroenteritis, resfriados, gripes y otras con nombre más especial como “Síndrome boca-mano- pie”, “herpangina” o “exantema súbito”. Como os digo son, sin duda, la primera causa de fiebre en niños de uno a tres años.

Reacciones vacunales

A los 12 meses se suele poner, siguiendo el calendario oficial de vacunas de nuestro país, la vacuna triple vírica, que es una de las que más frecuentemente produce reacciones vacunales y fiebre, incluso quince días después de haberla administrado. Esto se debe a que contiene virus vivos que hemos debilitado para que no produzcan la enfermedad, pero sí que imitan muy bien la infección natural de cara al sistema inmune. Por eso, solo hacen falta dos dosis de esta vacuna para tener protección toda la vida.

Las reacciones vacunales son en su mayoría leves, limitándose a febrícula o fiebre moderada, malestar, rechazo parcial de la alimentación o decaimiento. Suelen durar de 12 a 24 horas y no necesitan más tratamiento que reposo y paracetamol. Si la fiebre es elevada o su duración superior a las 48 horas es aconsejable que un pediatra valore al pequeño para descartar otras causas.

Enfermedades bacterianas

Causas de la fiebre en niños mayores
Foto: Istock

Cuando un niño tiene una infección bacteriana va a necesitar tratamiento antibiótico para curarse. Sin embargo, estas infecciones son menos contagiosas y no pasan de un niño a otro en la escuela infantil con la facilidad con la que lo hacen los virus.

Con enfermedades bacterianas nos referimos por ejemplo a faringoamigdalitis bacterianas (popularmente conocida como anginas), neumonías, infecciones de orina o pielonefritis y meningitis. Como podéis comprobar, se trata de entidades más graves, que pueden necesitar ingreso hospitalario y una vigilancia más estrecha por parte del pediatra.

En cuanto a la edad, lo habitual es que las infecciones víricas vayan muy por delante de las bacterianas en niños entre uno y tres años. Es frecuente que en la consulta haya padres que se quejen diciendo: “hay que ver, siempre que el niño tiene fiebre me dicen que es un virus” y no se dan cuenta de que realmente esto es lo más frecuente y además lo mejor, puesto que un niño que padece una infección bacteriana, en la mayoría de los casos, precisará un tratamiento más agresivo, puede que incluso ingreso en el hospital y su pronóstico será, casi siempre, peor que el de un niño con una infección viral leve.

Otros

Existen otras causas muchísimo más improbables de fiebre y, desde luego, la idea de este artículo no es asustaros, sino explicaros que la gran mayoría de las veces que vuestro peque se ponga enfermo habrá un virus detrás.

Sin embargo, si nos ponemos estrictos, puede haber otras causas de fiebre como enfermedades reumatológicas (la Fiebre Mediterránea Familiar sería un ejemplo) causas oncológicas (debut de una leucemia) causas infecciosas poco frecuentes, como una tuberculosis o infección de las válvulas del corazón (endocarditis) y causas físicas (por ejemplo, un golpe de calor).

Carmen de la Torre

Carmen De La Torre Morales

BIO: Licenciatura en Medicina por la Universidad de Córdoba, Especialidad en Pediatra en el Hospital Reina Sofía de Córdoba. Máster en Urgencias Pediátricas por la Universidad de Sevilla. Experiencia de 12 años en la consulta de Pediatría. Creadora de contenidos en YouTube e Instagram.

Continúa leyendo