Niños y gripe A

Gripe A. ¿Qué hacer si el niño se contagia?

La gripe A despierta numerosas dudas en los padres de niños y bebés. Respondemos a las principales preguntas sobre los síntomas, prevención y tratamiento de esta enfermedad. Pese a la alarma social que genera, la mayoría de los afectados por el virus A/H1N1 pasan una infección leve.

¿Se diferencia la gripe A de la gripe estacional?

Los síntomas de la gripe A son los mismos de la común: tos, fiebre de más de 38ºen la mayoría de los casos, malestar general, dolor de cabeza y muscular, en algunos enfermos rinorrea (mocos), dolor articular… En algunos contagiados esta gripe se presenta también con diarrea, náuseas o vómitos.

¿Por qué tanta alarma?

Se trata de un virus nuevo que se contagia con mucha facilidad y cuyo comportamiento, por desconocido, ha mantenido alerta a epidemiólogos y especialistas en salud pública de todo el mundo. Se está comprobando que los efectos del A/H1N1 en general son leves, por lo que se espera que todo vaya volviendo a la normalidad. Los sistemas sanitarios de todos los países, no obstante, siguen vigilantes.

Vacuna de la gripe A y niños

En España, la vacuna contra la gripe A no está recomendada para todos los niños, solo para los niños mayores de seis meses que sufren determinadas enfermedades crónicas. Si tienes dudas, consulta al pediatra de tu hijo.

¿Qué hay que hacer si creemos que estamos contagiados?

El Ministerio de Sanidad ha creado una página específica para informar sobre la gripe A: www.informaciongripea.es y dispone de un Teléfono de Información y Atención al Ciudadano sobre la gripe A: 901 400 100.

Para saber qué recursos contra la gripe A están en marcha en cada comunidad autónoma, hay que llamar al 012.

Si se tiene gripe o se sospecha que pueda tenerse no hay que asistir al centro escolar. Esta medida va dirigida tanto para el alumnado como para el personal del centro.

La posibilidad de contagio puede producirse desde 12 a 24 horas antes de producirse los síntomas y se puede seguir contagiando hasta 7 días después.

Se recomienda permanecer en casa mientras se esté enfermo para evitar contagiar a otras personas (al menos hasta 24 horas después de la desaparición de la fiebre sin usar medicamentos que la bajen).

¿Podemos evitar el contagio en los niños?

En general, si nuestros hijos tienen unos hábitos de alimentación y de vida saludables, estarán mejor preparados frente a cualquier enfermedad. Si a una actitud saludable le unimos una buena higiene, el contagio será más difícil aún.

Además, algunas medidas muy sencillas pueden ayudarnos a prevenir el contagio:

  • En el caso de los bebés, se recomienda darles el pecho al menos hasta los 12 meses, ya que la lactancia materna protege de contagios. También conviene evitar llevarlos a la guardería si es posible.
  • Lavarnos bien las manos, con agua y jabón, durante al menos un minuto, varias veces al día, sobre todo antes de comer, después de estornudar o sonarse, o al volver de la calle a casa.
  • Enseñar a los niños a lavarse las manos con frecuencia.
  • Utilizar pañuelos de usar y tirar y usarlos una sola vez.
  • Evitar llevarse las manos a los ojos, la nariz y la boca y taparse con un pañuelo la nariz y la boca al estornudar o toser.
  • No acudir a lugares muy concurridos.

 

¿Qué hacemos si hay casos en el colegio?

El niño con síntomas de gripe deberá dejar de asistir a clase. Los compañeros deben saberlo y mantener las medidas higiénicas preventivas pero no interrumpir su vida diaria.

El Ministerio de Sanidad ha dado estas pautas de actuación para los colegios y escuelas infantiles:

La medida más práctica y fácil de adoptar es aconsejar a toda la comunidad educativa que comprueben la posible existencia de síntomas todas las mañanas antes de salir hacia el centro escolar.

Ante la presencia de un posible caso en el centro escolar se deberán seguir las siguientes pautas de actuación:

• Se situará a la persona afectada, alumno o personal del centro escolar, en un lugar no compartido.
• No utilizar aspirina (ácido acetilsalicílico) para el tratamiento de los síntomas gripales en los alumnos.
• Llamar telefónicamente a las familias, en el caso de los alumnos, para que lo recojan.

 

En caso de contagio ¿cuál es el tratamiento?

La gripe A es una enfermedad vírica que se trata como tal, es decir, sobre todo con reposo en casa, bebiendo agua y si es necesario, tomando medicamentos para los síntomas. Los antibióticos no son efectivos, como ante cualquier enfermedad vírica. El niño o el adulto debe quedarse siete días en casa recuperándose. Después, ya no puede contagiar a otras personas.


Asesor: Ildefonso Hernández Aguado, director general de Salud Pública y Sanidad Exterior, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública.

Etiquetas: bebé

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS