Alimentación infantil

La dieta vegana no es adecuada para niños pequeños

¿Puede un niño de 18 meses seguir la dieta vegana de sus padres? El Dr. Moreno Villares afirma que es contraproducente, pues carece de nutrientes esenciales.

niño_vegano

"Mi marido y yo somos veganos", comenta Carolina, una madre de Jaén. "Nuestro hijo de 18 meses toma carne, pescado y huevos, además de leche materna, y nos gustaría que empezara a comer lo mismo que nosotros. ¿Ya puede?".

La respuesta del experto

No es buena idea que el niño pequeño tenga una dieta basada exclusivamente en alimentos de origen vegetal, entre otras cosas, porque se aconseja que él tome leche, a ser posible materna, durante los dos primeros años de vida y hasta que él quiera.

La razón es que los alimentos de origen animal, entre ellos la leche y el huevo, proporcionan nutrientes que es difícil o muy difícil conseguir en una alimentación basada solo en alimentos de origen vegetal.

Los nutrientes difíciles de obtener con una dieta vegana son el calcio y la vitamina D y los muy difíciles la vitamina B12 y el zinc. Si el niño no toma leche ni huevo, hay que ofrecerle alimentos fortificados con estas vitaminas y minerales para cubrir las necesidades básicas. Si no se hace así, el pequeño podría tener problemas de crecimiento.

Nunca antes de los 2 años

Es cierto que a tu hijo, que ya tiene 18 meses, le falta muy poco para cumplir dos años, pero más vale ser cautos, y lo más prudente es no recomendar una dieta vegana antes de los dos años de edad.

Por supuesto, una dieta basada en alimentos de origen vegetal aún más restrictiva, como la macrobiótica, no es adecuada para los niños ni siquiera mayores de esa edad.

En cambio, los especialistas en nutrición infantil aseguran que las dietas lacto-vegetariana (que incluye leche, además de productos de origen vegetal) y ovo-lacto-vegetariana (que permite el huevo y la leche, además de los vegetales) cubren perfectamente las necesidades de bebés, niños y adolescentes y no impiden el crecimiento normal –eso sí, siempre que estén bien diseñadas–, porque lo verdaderamente importante es que los niños lleven una dieta variada y equilibrada, aunque no coman carne ni pescado.

En los primeros años el niño está creciendo y desarrollándose, por eso hay que tener cuidado con las dietas restrictivas que pueden carecer de nutrientes esenciales.

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS