Bronquiolitis y gripe en niños

Los casos de gripe y bronquiolitis en niños caen radicalmente esta temporada

Las medidas de seguridad adoptadas como protocolo ante los contagios por coronavirus han mejorado de manera vertiginosa los casos de gripe y bronquiolitis en menores durante esta temporada: apenas hay registros de estas dos afecciones respiratorias tan comunes en niños.

gripe
Fuente: Pvproductions para Unsplash

Son dos de las afecciones respiratorias en niños más comunes de los meses de frío temporada tras temporada. Hasta que llegó la COVID-19, las medidas de seguridad y la vacunación frente a la gripe. Después de varios años, esta temporada han bajado exponencialmente los casos de gripe y bronquiolitis en pacientes pediátricos en España. Incluso, llegando a ser inexistentes en muchos hospitales a lo largo y ancho del territorio español (y no solo en población pediátrica).

“Nos encontramos en niveles muy bajos de incidencia de la gripe. En términos epidemiológicos, es como si no hubiera comenzado la temporada de esta enfermedad que suele tener su máxima actividad entre octubre y mayo”, afirma Adelaida Sánchez Bacallao, jefa del servicio de Pediatría de la Clínica Quirónsalud Marbella en una nota de prensa. “Se ha registrado una caída espectacular de casos, en torno al 90%”, completa. Y es que, según ella, esta temporada no han tenido ningún ingreso hospitalario; un hecho común en años anteriores, sobre todo, en casos de niños menores de seis meses.

Las medidas de seguridad, la clave de esta caída exponencial

Y es que, estos tipos de virus respiratorios se transmiten de una personas a otras por gotas, es decir, por contacto con las partículas de saliva que expulsamos cuando hablamos, tosemos o estornudamos. Por eso, todo apunta a que las medidas de protección especiales que tenemos desde hace un año, podrían servir para mantener a raya estos patógenos que complican el invierno a los más pequeños.

Aunque ese es nuestro principal objetivo sea prevenir los contagios por coronavirus, lo cierto es que también sirven para no contagiarnos con otros virus, como demuestra la práctica. “La mascarilla es una barrera para no inhalar las partículas de virus potencialmente contagiosos. Como medida preventiva, impide la propagación del virus de la gripe, bronquiolitis o bacterias causantes de neumología, tuberculosis o varicela”, explica la pediatra. Además, lo sitúa como elemento principal para evitar contagiar a quienes tenemos alrededor.

A su vez, José Luis Díaz Rodríguez, responsable del Servicio de pediatría del Quirónsalud Campo de Gibraltar, afirma que hay otro factor clave: este año se ha incrementado en gran medida los índices de vacunación de la gripe, especialmente en los grupos de población de riesgo.

Unas declaraciones que coinciden, igualmente, con los informes epidemiológicos del instituto de Salud Carlos III que, hace apenas mes y medio, informaba: “en la semana 47/2020 no se notifican detecciones de virus de la gripe procedentes de los laboratorios”.

¿Tendrá algo que ver que el SARS-CoV-2 sea más fuerte?

En conversación telefónica con el diario Nius el pasado mes de diciembre, la pediatra especialista en enfermedades infecciosas del hospital La Paz, Cristina Calvo, afirmaba que la causa de esta bajada exponencial no puede buscarse solamente en las medidas de seguridad: “creemos que es también por la ecología de los virus: los virus compiten entre sí, las epidemias se suceden, no se suelen solapar. Y en este periodo está imperando el SARS-CoV-2 y desplazando a los demás”, contaba.

Nos sumamos a las palabras de felicitación a todos los niños de los pediatras de Quirónsalud Campo de Gibraltar y Marbella: “son ejemplo de adaptación. Se han adaptado muy bien a las nuevas circunstancias interiorizando las medidas de seguridad y adoptándolas en su día a día de manera natural”, acaban.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo