Alergias alimentarias

Los niños alérgicos a la leche de vaca no pueden tomar leche de cabra

2 minutos

Los alergólogos advierten de que los niños alérgicos a las proteínas de la leche de vaca también son alérgicos a las proteínas de la leche de cabra.

También te puede interesar: Cómo actuar si el niño tiene una reacción alérgica
Alergia leche

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) advierte en un comunicado de que los niños alérgicos a las proteínas de la leche de vaca no pueden tomar leche de cabra. “Ha llegado a nosotros alguna publicación en la que se decía que la leche de cabra es un buen aporte nutricional para niños con ciertos problemas, y entre esos problemas incluía la alergia a la leche de vaca”, dice la doctora Ana María Plaza, presidenta de la SEICAP. “La leche de cabra puede ser un buen aporte nutricional, pero muchas de las proteínas que contiene son muy similares a las proteínas de la leche de vaca” añade la doctora Plaza.

Por eso, los niños que sufren una alergia inmediata, esto es, que tienen síntomas minutos después de la ingestión de lácteos (siempre antes de una hora), tienen un altísimo riesgo de presentar la misma reacción o incluso una reacción más importante al tomar leche de cabra o leche de oveja.

La alergia a las proteínas de la leche puede provocar distintos tipos de reacciones: cutáneas (urticaria más o menos intensa, edema de los labios y pabellones auriculares), respiratorias (estornudos, mucosidad intensa, dificultad respiratoria), digestivas (vómitos tras la toma, dolor abdominal, deposiciones blandas) y en los casos más graves puede causar una combinación de todos estos síntomas. Cuando se produce una combinación de síntomas y, por lo tanto, hay más de un órgano afectado, los médicos hablan de anafilaxia. El grado máximo de anafilaxia produce shock anafiláctico, un cuadro que puede causar la muerte inmediata.

Tampoco pueden tomar queso

Los niños alérgicos a las proteínas de la leche tampoco deben tomar quesos de cabra y de oveja. En cambio, la mayoría de niños alérgicos a la leche de vaca sí toleran la carne de ternera cocinada porque tras la cocción las proteínas están procesadas (la carne cruda puede estar contraindicada) y no suelen causar reacciones alérgicas.

"La notificación de la publicación de esa noticia nos llegó por una madre: la abuela del niño ya iba a comprar la leche de cabra porque lo había leído en una revista, y esta mamá nos llamó asustada, por eso hemos querido dejar claro que los niños con alergia propiamente dicha a las proteínas de leche de vaca no pueden tomar otro tipo de leches de mamíferos", indica la doctora Ana María Plaza.

Etiquetas: alergia, alimentación del bebé, alimentación niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS