COVID y niños

Los tres los motivos por los que la COVID 19 afecta menos a los niños

El presidente de la Asociación Española de Pediatría ha explicado que son varios los motivos por los que los niños cursan la COVID-19 con menos gravedad que los adultos. Y sí, uno de ellos es su inmunidad natural.

Aunque ya no nos acordemos de nuestra vida sin la  COVID-19, lo cierto es que el SARS-CoV-2 sigue siendo un virus muy nuevo y todavía hace falta recoger muchos más datos y mucha más bibliografía científica para descubrir cómo funciona exactamente. De hecho, hasta hace bien poquito no se sabía a ciencia cierta cuál era el papel que cumplen los niños en los contagios, ni por qué a ellos la enfermedad les afecta menos que a los adultos (por suerte).

Pero, parece que los meses, la convivencia con el virus y los estudios científicos van arrojando cada vez más luz. Esta vez le ha tocado al presidente de la Asociación Española de Pediatría resolver algunas incógnitas que todavía tenemos en la relación de los niños con la COVID-19.

¿Por qué este virus afecta menos a los niños?

“Es aún una enfermedad con una entidad nueva y se necesita tiempo para conocerla”, ha reconocido en el programa #VacúnaTE, de Servimedia y Maldita.es. “El año pasado se tomaron unas medidas iniciales pensando que era un virus respiratorio con un comportamiento similar al de la gripe en el que sabemos que los niños son un elemento transmisor clave de los contagios”, ha asegurado.

Sin embargo, el tiempo y la experiencia nos han ido demostrando que no. Que, por suerte, en este caso nuestros niños no son ni la principal fuente de contagio, ni tampoco el grupo de población que más sufre las consecuencias de la enfermedad. De hecho, son el único grupo de población que queda sin vacunar y, de momento, esto no ha supuesto una gran subida de contagios.

Pero, ¿por qué a los niños apenas les afecta este virus nuevo? De acuerdo a las palabras de Blesa, tiene que ver con tres factores: su inmunidad innata, su capacidad de respuesta cruzada y su fisiología. “No ha tenido nada que ver al de la gripe. Los niños son un grupo de edad que parece que se contagia menos, lo sufren con menos frecuencia y menos gravedad y no son súpercontagiadores como se les atribuía en un principio”, ha explicado.

Los niños tendrían más capacidad de inmunidad

Aunque, de acuerdo a las palabras del presidente de la AEP, todavía se están barajando muchas hipótesis y no existe una explica robusta sobre por qué los niños se contagian menos existen “hipótesis pausibles” que lo explicarían.

En primer lugar, tendrían una inmunidad innata de la que carecen los adultos. “Los niños tienen la capacidad innata más potente y condiciona la respuesta inmunitaria al interferón, una señal química del cuerpo que aparece cuando se contacta con los virus. En los niños es una respuesta distinta a la de los adultos, más fuertes”.

Pero este, según los especialistas, no es el único motivo que explicaría por qué los niños se contagian con menos gravedad. En segundo lugar, Blesa habló del contacto de los pequeños con otros coronavirus que les brindarían mayor protección con otros de la familia, como el SARS-CoV-2: “Cogen más infecciones en esos primeros años de vida y, por tanto, adquieren respuestas cruzadas inmunes que consiguen que tengan mejores respuestas a la COVID”, sostiene.

Y ya por último, también dejó abierta la posibilidad de que el otro factor influyente sea la falta de madurez en el sistema inmune de los niños: “Tienen menos receptores celulares donde el virus se ancla y eso, en principio, podría favorecerles”.

Marta Moreno

Marta Moreno

La redactora de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo.

Continúa leyendo