Salud infantil

Mi hijo tiene gastroenteritis, ¿cuándo llevarle a urgencias?

La gastroenteritis una infección que causa diarrea, es decir, un aumento del número de deposiciones que, además, son más blandas. Generalmente, también provoca vómitos, fiebre y dolor abdominal. “Suele causarla un virus, siendo el rotavirus la causa más frecuente en menores de 5 años”, explica el doctor Enrique de la Orden Izquierdo, jefe de Servicio de Pediatría en Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro.

En niños mayores suele ser frecuente la gastroenteritis bacteriana, aunque menos que los virus, como la producida por el Campylobacter o la Salmonella.

¿Qué remedios hay para ella?

El objetivo del tratamiento es garantizar que el cuerpo tenga suficiente agua y líquidos. Los líquidos y electrólitos (sales y minerales) perdidos en la diarrea o el vómito se deben reponer. “El pilar básico es la rehidratación precoz con sales de venta en farmacia”, señala el experto. Hay que evitar bebidas azucaradas tipo Aquarius o soluciones caseras como la limonada.

También, supervisa el número de pañales mojados de tu bebé. Menos pañales húmedos es una señal de que necesita más líquidos.

¿Qué puede comer y qué no un niño con gastroenteritis?

Además, es importante iniciar cuanto antes la alimentación habitual en pequeñas cantidades, según tolerancia, evitando comidas excesivamente grasas, copiosas o azucaradas. No es necesario recurrir a dietas de fácil digestión o astringentes. “En niños pequeños se recomienda continuar con la lactancia materna o la leche de fórmula”, indica el doctor.

El uso de probióticos en algunos casos ayuda a acortar la duración de la diarrea, pero no está indicado generalmente la administración de antibióticos ni fármacos para frenarla. En caso de que los vómitos no paren, en el hospital pueden tratar al niño con un fármaco por si así se evitara la necesidad de rehidratarlo por vena.

La importancia de la vacunación

Las gastroenteritis causada por rotavirus se trata de una patología muy contagiosa que afecta principalmente a menores de cinco años. La gran mayoría de los pacientes requieren asistencia médica y 1 de cada 50, ingreso hospitalario.

Desde una perspectiva social, aproximadamente 2 de cada 3 padres cuyos hijos han sido hospitalizados por rotavirus necesitan ausentarse del trabajo una media de 4 días, por lo que el impacto psicosocial en las familias es alto.

La vacunación del rotavirus en España se incluye dentro del calendario vacunal recomendado por el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría pero no está financiada y, por tanto, tampoco incluida dentro del calendario oficial de vacunación vigente. La vacuna debe comprarse en la farmacia a título privado, después de haberlo consultado con el médico, y, luego, administrarse en el centro de salud.

En los países en los que la vacuna se ha incluido en el calendario han registrado una reducción significativa de consultas y de la tasa de hospitalizaciones por gastroenteritis debida a rotavirus en menores de 5 años. “Concretamente, en Reino Unido, con un desarrollo sociosanitario similar a España, la reducción de la tasa de ingresos por gastroenteritis por rotavirus ha resultado de más del 90 % gracias a la vacunación”, apunta el doctor Josep Marès, director del Institut Pediàtric Marès-Riera.

¿Cuándo llevar al niño a urgencias?

Según las recomendaciones de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas, es necesario acudir ante los siguientes supuestos:

  • Si el niño vomita mucho,no tolera sólidos, ni líquidos o vomita aunque no tome nada.
  • Si los vómitos son verdosos,contienen sangre o parecen posos de café.
  • Si el niño está adormilado,decaído, tiene mucha sed, llora sin lágrimas, orina poco o tiene los ojos hundidos.
  • Si las deposiciones son muy líquidas, abundantes y frecuentes, de tal manera que el niño no es capaz de beber al mismo ritmo que pierde.

Continúa leyendo