Primeros pasos

¿Por qué tiene las piernas arqueadas?

Muchos niños cuando empiezan a caminar lo hacen con las piernas arqueadas. No tienen ningún problema y no tiene nada que ver con haber gateado antes o no.

Piernas arqueadas

No hay que buscar una explicación. Las piernas en forma de paréntesis, o piernas arqueadas, se denominan en términos médicos genu varum, lo que quiere decir que las  rodillas están separadas entre sí, los tobillos juntos y las tibias curvas.

Es algo normal durante los dos primeros años de vida, cuando el niño da sus primeros pasos. A medida que el niño comienza a andar con soltura, sus rodillas se van acercando entre sí y la postura se corrige por sí misma.

Más allá de los tres años

Si la forma persiste cumplidos los tres años, habrá que buscar la causa para corregirla. En el 80% de los casos se debe a una herencia genética (algún familiar con piernas arqueadas). En este caso, la distancia entre ambas rodillas es pequeña y no llega a provocar problemas estéticos ni de salud. También, en un pequeño porcentaje de niños (un 4%), la desviación puede deberse a una lesión leve de tibia, un trastorno llamado enfermedad de Blount, que también suele curarse sin tratamiento.

Otro motivo puede ser una fractura de tibia, provocada por fracturas mal consolidadas o por una inflamación de este hueso o de la articulación de las rodillas. En este último caso sería necesario un tratamiento farmacológico y corregir la malformación lo antes posible si la curva es exagerada. Por esa razón, para prevenir una deformación definitiva es importante acudir al traumatólogo si el niño persiste con las piernas arqueadas tras su tercer cumpleaños.

Etiquetas: 1 año, 2 años, bebé, gatear, primeros pasos, salud

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS