Salud visual

Protege a los niños del sol: ¡la vista también importa!

La radiación solar puede generar problemas y enfermedades visuales en los niños si no les equipamos con gafas de sol desde que son bebés. Descubre los falsos mitos sobre la salud visual de los más pequeños y una serie de recomendaciones para protegerlos de los rayos UV a todas las edades y en cualquier lugar.

En un país como España en el que los días soleados son 300 al año de media, es muy importante proteger los ojos de los más pequeños de la radiación solar. Para que esa protección sea eficiente no basta con vestir a los niños con gorros, viseras o sombreros o mantenerlos a la sombra o bajo la sombrilla en la playa o la piscina, sino que hay que equiparlos con gafas de sol.

Y es que sin gafas de sol, el 90% de la radiación UV (UVA+UVB) llega a los ojos y, de ahí se reparte por las diferentes estructuras oculares. En el caso de los niños, esa radiación es incluso más agresiva ya que el filtro del cristalino no termina de desarrollarse hasta los 12 años de edad, por lo que todo lo que la córnea no filtra termina pasando por la retina. Si eso sucede, la radiación puede causar efectos irreversibles a largo plazo que pueden desembocar en patologías como la fotoqueratitis e incluso enfermedades como las cataratas o la degeneración macular.

Un riesgo que es todavía mayor en los primeros cinco años de vida. Pese a ello sólo un 2% de los menores usa gafas de sol. De ahí que la Fundación ALAIN AFFLELOU haya lanzado de nuevo una de sus campañas más sonadas cuyo objetivo es concienciar a la sociedad sobre la importancia de proteger los ojos de los niños de la radiación solar para prevenir problemas visuales.

Cómo proteger la salud visual de los niños

Esta Campaña de Protección Solar Infantil suma en 2019 un total de 12 años consecutivos. Doce años en los que la compañía francesa lleva luchando por la salud visual de los más pequeños. En este empeño, la Fundación ALAIN AFFLELOU ha llevado a cabo un estudio –Percepción de la salud visual y auditiva en España- del que se extraen las siguientes conclusiones:

  • Proteger la visión de los pequeños está en cuarto lugar en el orden de prioridades de los padres para proteger a los niños ante la exposición al sol: lo que más hacen los padres para proteger a sus hijos de una exposición prolongada al sol es ponerles crema protectora solar. Un alto porcentaje les da mucha agua para beber y les protege la cabeza con un gorro. Sin embargo, es menos frecuente entre los padres el ponerles gafas de sol a sus hijos.
  • Cerca del 30% de los padres considera que una edad óptima para comprar gafas de sol a sus hijos es entre los 2 y los 4 años, una quinta parte sin embargo lo retrasaría hasta los 5 o 6 años y un porcentaje similar se las compraría con un año. Y eso pese a que hasta los 12 años no comenzamos a tener el filtro natural de protección UVA para nuestros ojos que está en gran parte en el cristalino. Además, la Fundación ALAIN AFFLELOU recuerda que cuanto más pequeño es un niño, más grandes son sus pupilas, por lo que la cantidad de luz que entra al ojo es mucho mayor a edades más tempranas. Por estos motivos, es muy importante proteger los ojos de los niños desde bebés.
  • A la hora de comprar unas gafas de sol para los hijos, las ópticas son los establecimientos preferidos por 2 de cada 3 padres. Con porcentajes notablemente más bajos se citan las tiendas de deportes y las tiendas especializadas en gafas de sol. No es para menos. Y es que las gafas han de ser compradas en establecimientos de óptica, ya que es el único lugar donde se pasan los controles pertinentes de sanidad para productos ópticos como son las gafas de sol y donde pueden asegurar que las lentes van a proteger al 100% del UV. En cuanto al tipo de gafa, la Fundación ALAIN AFFLELOU recomienda que sean de pasta para ajustarse mejor al niño, sin olvidarse que es importante que la gafa cubra todo el ojo y se encaje bien en la cara (apoye por arriba en la zona de las cejas y por abajo en la nariz) para que la luz no entre por los laterales.

Falsos mitos sobre la salud visual de los niños

Con su campaña, la Fundación ALAIN AFFLELOU también pone de relevancia los principales falsos mitos que existen sobre la salud visual de los niños. Entre ellos figura que los niños están exentos de los peligros del sol si están debajo de la sombrilla en la playa o en la piscina. ¡Falso! Bajo la sombrilla se mantiene un 35% de la radiación solar y puede generar el efecto contrario al deseado haciendo que la exposición sea más prolongada y se acumule más radiación UV.

Otro es que basta con proteger a los niños con una gorra. ¡No es así! El uso de sombrero o gorra reduce la exposición de los ojos a los rayos UV pero para protegerles mejor de los rayos directos y periféricos es obligatorio el uso de gafas de sol.

Tampoco es cierto que no sea necesario utilizar gafas de sol si el día está nublado. En los días nublados, con nubes altas, el índice de UV sólo se atenúa ligeramente. Por lo tanto, los rayos solares pueden causar daños de igual forma.

Decir que las horas centrales del día son las más peligrosas para la vista también es faltar a la verdad. A esas horas, el sol se encuentra en su punto más alto y, aunque sí queme la piel, los ojos están más protegidos por la sombra de los párpados. Por el contrario, los principales efectos de la radiación solar sobre la vista se producen al amanecer y al atardecer, el momento en el que el sol está más bajo y sus rayos inciden de manera directa sobre los ojos.

¿Más? Hay más falsos mitos. Los ojos, al contrario de lo que muchos creen, sí tienen memoria, por lo que los daños causados por los rayos UV en los ojos son permanentes y acumulativos. Y, en contra de lo que muchos sostienen, las gafas de sol que se compran en la calle no protegen igual que las de la óptica. De hecho, las gafas de sol no homologadas suponen un grave peligro para la salud visual y no ejercen la protección necesaria para los ojos.

Recomendaciones

Por eso, entre las recomendaciones para proteger los ojos de los más pequeños, la Fundación ALAIN AFFLELOU destaca que siempre que los niños vayan a estar en contacto con el sol han de usar sombrero y gafas de sol. Gafas que han de ser compradas en un establecimiento especializado con la supervisión y recomendación de un experto.

Asimismo, sostiene que no se debe exponer a los menores al sol en las primeras horas de la mañana y en las últimas horas de la tarde sin unas gafas de sol homologadas.

Para los días de playa, la compañía recuerda que es aún más prioritario proteger los ojos de los menores del sol ya que la arena blanca refleja hasta el 15% de la radiación solar.

Además aconseja usar gafas de sol siempre, aunque el día este nublado y no exponer al sol directamente a los niños menores de 12 meses.

¡Participa en nuestro concurso!

¿Quieres ganar un fantástico pack de ALAIN AFFLELOU especial #Minions? Está compuesto por:

· Una pulsera Minion 📿 +
· Gafas de sol niño/niña 🕶 +
· Peluche Minion 😎 +
· Siluetas de cartón Minion para decorar 🖼

 

¡No te quedes sin él! Participa aquí: https://www.instagram.com/p/Bzh-wnrASyB/?utm_source=ig_web_copy_link  

Continúa leyendo