Sal de dudas

¿Pueden los niños viajar en taxi sin sillas de retención?

Existe una exención al respecto tipificada en el Reglamento General de Circulación. Te contamos qué dice exactamente la normativa vigente.

Nos parece impensable a estas alturas de la película que un niño viaje en coche sin su correspondiente silla homologada, acorde a su peso. En cambio, no hace falta viajar fuera de España a según qué países para verlo; en nuestro país es posible. Sí, existe una excepción muy concreta que tiene que ver con los desplazamientos en taxi.

Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) —obligatorios en vehículos particulares desde el año 2005— han supuesto, a todas luces, un gran avance en lo que respecta a la seguridad de los niños y niñas que viajan en coche. Según datos del RACE, “reducen en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones”. Su eficacia, por tanto, está puesta fuera de toda duda, aunque nos limitan cuando no tenemos nuestro coche. 

Afortunadamente, no es difícil conseguir hoy en día un servicio de taxi o VTC que incluya sillas homologadas para desplazarnos en familia con seguridad, pero es posible que en determinados lugares con menos oferta de vehículos no podamos disponer de este servicio. 

En estos casos es útil saber que existe una excepción que permite a los niños, aunque no sea la recomendada, viajar en un coche sin SRI. Esta excepción queda reflejada en el Reglamento General de Circulación; en concreto, en el artículo 119, punto que trata las exenciones en lo que respecta al cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil homologados.

Sí, pero con excepciones

Reproducimos lo que dice literalmente este documento oficial y plenamente vigente para circular en España: “Cuando circulen en tráfico urbano o áreas urbanas de grandes ciudades, podrán transportar a personas cuya estatura no alcance los 135 centímetros sin utilizar un dispositivo de retención homologado adaptado a su talla y a su peso, siempre que ocupen un asiento trasero”. 

Por lo tanto, los niños con una estatura menor a 135 cm pueden ir sin el sistema de seguridad homologado cuando viajan en taxi. Pero, ojo, no en todas las circunstancias ni tipos de vías.

El Reglamento aclara al respecto que “la exención alcanzará igualmente cuando circulen en poblado, pero en ningún caso cuando lo hagan por autopistas, autovías o carreteras convencionales”. Por lo tanto, aunque no queda del todo claro, la exención es válida para vías urbanas y entornos periféricos de las mismas siempre y cuando el taxi circule  por la trama urbana. 

¿Y en autobús?

En este Reglamento General de Circulación puedes consultar también qué dice la normativa sobre los sistemas de seguridad infantil en los autobuses, donde también existe una exención. 

El documento explica lo siguiente sobre esta cuestión específica en su artículo 117: “En los vehículos de más de nueve plazas, incluido el conductor, se informará a los pasajeros de la obligación de llevar abrochados los cinturones de seguridad u otros sistemas de retención infantil homologados, por el conductor, por el guía o por la persona encargada del grupo, a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas”. Esos deben ser tal y como se definen en el anexo IV del reglamento, y tienen que estar colocados “en lugares visibles de cada asiento”.

Solo en aquellos casos en los que el vehículo de más de nueve plazas no tenga sistemas de retención infantil homologados debidamente adaptados, “los ocupantes de tres o más años utilizarán los cinturones de seguridad, siempre que sean adecuados a su talla y peso”, concluye el documento. 

Rubén

Rubén García Díaz

Papá de dos niñas y periodista, la mejor combinación para que broten dudas, curiosidades, consejos efectivos (también otros que no lo son tanto) y experiencias satisfactorias que compartir en este espacio privilegiado para ello.

Continúa leyendo