Pico de bronquiolitis en mayo

¿Qué podemos hacer ante el nuevo e inesperado pico de bronquiolitis?

Hasta mayo los pediatras celebraban los casi inexistentes cuadros de bronquiolitis infantiles este año. Pero, de repente, ha llegado un pico inusual que ha pillado por sorpresa. ¿Qué podemos hacer ante él?

“La bronquiolitis es la infección respiratoria agua de vías respiratorias inferiores más frecuente en niños menores de un año y supone el 18% de todas las hospitalizaciones pediátricas”. Así se refieren desde la página web de la Asociación Española de Pediatría a la bronquiolitis.

La misma fuente continúa diciendo que su circulación es típicamente estacional y que el pico de máxima incidencia se produce entre los meses de noviembre y febrero, en otoño e invierno.

Sin embargo, parece que la pandemia ha cambiado todos los esquemas que teníamos consolidados, y los picos de la bronquiolitis no se han librado. Hace unos meses os contábamos que los pediatras estaban asombrados ante los pocos casos de bronquiolitis que habían asistido en sus consultas esta temporada: “Nos encontramos en niveles muy bajos de incidencia de la gripe. En términos epidemiológicos, es como si no hubiera comenzado la temporada de esta enfermedad”, contaba Adelaida Sánchez Bacallao, jefa del servicio de Pediatría de la Clínica QuirónSalud Marbella. Una baja que, según los profesionales, se habría dado por el cumplimiento de las medidas de seguridad frente a la COVID-19, entre otros factores.

Vuelve la bronquiolitis

Sin embargo, cuando todos estábamos ya despreocupados por los picos de 2021, la bronquiolitis ha llegado cuando menos lo podríamos imaginar: en mayo de 2021. ¿Por qué este caso tan inusual? “Se cree que se debe a la pandemia del COVID-19 que ha hecho que se desplazase la epidemia de la bronquiolitis a estas fechas actuales”, afirma Joaquim Bosch Castells, pediatra y miembro de Top Doctors.

Los expertos creen que la enfermedad se ha comportado así influenciada por la pandemia de la COVID-19 y por la relajación de las medidas de seguridad, ya que coincide en tiempo. Eso sí, ningún experto enciende las alarmas ante este repunte, aunque en algunas comunidades autónomas hay en este momento más niños ingresados que ancianos.

Otros expertos han encontrado explicación a este repunte en la ‘Teoría del Nicho’ o del ‘Desplazamiento’. Es decir, la COVID 19 está ocupando un hueco que anteriormente ocupaban otros virus y ahora, al rebajar los casos de coronavirus, suben los de bronquiolitis, una afección para la que todavía no existe una vacuna.

Eso sí, todos son suposiciones porque, realmente, los expertos no han encontrado la explicación contundente. De acuerdo a las declaraciones de Juan García Costa, virólogo en el Hospital de Ourense, al diario El País: “No se puede saber por qué el VRS (el virus que causa la bronquilitis) se presenta fuera de su época normal. No tiene mucha lógica que aparezca ahora porque no es el momento, pero hay que ver el contexto”.

¿Cómo saber si el niño puede estar sufriendo bronquiolitis?

“Lo primero que notarán los padres es que el niño sufre síntomas compatibles con un resfriado: mocos y tos”, afirma el doctor Bosch Castells. Algunos niños pueden empeorar a las 24 o 48 horas de comenzar los síntomas y presentar una tos más intensa, rechazo a algún alimento, dificultad para descansar e, incluso, dificultad respiratoria. “Es importante que se haga un seguimiento por parte del pediatra al detectarse el inicio de los síntomas”, acaba explicando.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo