Sueño infantil

Si estás estresado y tienes problemas emocionales, tu hijo dormirá peor

La calidad del sueño de los niños es un predictor de la calidad del sueño de la madre y este, a su vez, es una clara señal de su estado de ánimo y emocional, según un estudio.

dormir
Fuente: iStock

¿Alguna vez te habías parado a pensar que tus emociones pueden alterar de forma significativa el estado de ánimo de tu hijo e, incluso, su comportamiento? Esto es así pero es que, además, ahora un estudio acaba de ir un paso más allá: que tu hijo no consiga dormir bien y tener una correcta higiene de sueño podría estar prediciendo que tú tampoco la tienes y esta última podría deberse, entre otros, a factores emocionales como el estrés, la fatiga y la ansiedad.

Esta es la principal conclusión a la que llegó en 2007 un estudio piloto llevado a cabo por dos investigadores y publicado en la revista Journal of Family Psychology. El estudio se llevó a cabo vista la frecuencia de los trastornos del sueño infantil y la poca información existente sobre su causa profunda.

“Se sabe poco sobre la relación entre las alteraciones del sueño de los niños, el sueño materno y su funcionamiento diurno”, explicaban los autores.

Si estás estresado, tu hijo dormirá peor

Parece algo impensable: si nosotros hacemos lo imposible por no trasladar las emociones negativas y nuestro estado de ánimo (cuando está mal) a nuestros hijos, ¿cómo es posible que les afecte? Pues les afecta, y mucho. Concretamente, es una de las causas de que los niños no consigan tener una correcta higiene del sueño.

Al menos, así lo demuestra el análisis utilizado en el estudio para llegar a las conclusiones comentadas: se analizaron las pautas de sueño a cuarenta y siete madres con síntomas de depresión, de estrés parental, fatiga y cansancio extremo. El mismo encontró diferencias significativas en el estado de ánimo materno y el estrés de los padres entre las madres con niños con y sin alteraciones significativas del sueño. “Los análisis de regresión mostraron que la calidad del sueño de los niños predijo significativamente la calidad del sueño materno”, afirmaron los autores.

Además de esto, también encontraron que la mala calidad del sueño materno era predictor de su estado de ánimo, de estrés y de cansancio o fatiga extrema.

Mucho cuidado con la higiene de sueño de tu hijo

Este estudio no es solamente significativo por la conclusión a la que llega, sino por todo lo que se puede extraer de ella.

Si tu hijo tiene un problema de sueño (desencadenado por cualquier razón) y tú no trabajas en ello para encontrar el origen y poner solución, tu estado de ánimo podría verse afectado. Y con él, tu nivel de irritabilidad, tu atención y también tu conducta a la hora de dirigirte a tu hijo.

Y esto último tampoco nos lo inventamos: un estudio llevado a cabo en 2009 por la Universidad de Oxford observó cómo la falta de una rutina constante a la hora de llevar a los niños y bebés a la cama podía perjudicar el estado de ánimo de la madre y del padre. “instituir una rutina nocturna constante a la hora de acostarse es beneficioso para mejorar múltiples aspectos del sueño de bebés y niños pequeños, especialmente los despertares nocturnos, así como el estado de ánimo materno”.

Aquí te mostramos la manera más sencilla de establecer una correcta rutina de sueño con tu hijo.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Vídeo de la semana

Continúa leyendo