Entrevista a Virginia Urcelay, autora de ¿Mearte de risa? ¡Ni de broma!

“Si quitamos el pañal al niño cuando no está preparado, le perjudicamos”

3 minutos

La fisioterapeuta, y colaboradora de Ser Padres, Virginia Urcelay nos explica cómo se identifica y cómo se previene la incontinencia urinaria.

También te puede interesar: ¿Mearte de risa?... ¡Ni de broma! Un libro con soluciones para las pérdidas de orina
Libro Urcelay
Quien piense que un libro sobre la micción es técnico o aburrido se equivoca. Virginia Urcelay, con sus explicaciones sencillas, sus consejos prácticos y su sentido del humor, atrapa al lector desde la primera página.

La incontinencia urinaria no solo afecta a las mujeres embarazadas: los hombres y los niños también pueden sufrirla. Preguntamos a Virginia Urcelay, asesora de Ser Padres desde hace más de 15 años y autora de ¿Mearte de risa? ¡Ni en broma! (ed. EOS), qué debemos hacer para evitarla.

¿Mearte de risa es un síntoma?

Efectivamente, es un síntoma de incontinencia. Cualquier pérdida de orina involuntaria, sea de unas gotas o sea de un chorro, sea por un esfuerzo, por la risa, por meter la llave en la cerradura de casa… es un síntoma de incontinencia urinaria. Muchas mujeres asumen esas pérdidas como algo normal, cosa que no es.

¿El embarazo y el parto favorecen la incontinencia urinaria?

Sí. En el embarazo, el aumento del peso y los cambios hormonales hacen que se ablanden muchas estructuras [del suelo pélvico] para que el bebé pueda salir, y [esos cambios] acaban afectando al sistema urinario. En el parto, a veces se lesiona esta zona, mucho más si hay que usar un fórceps, una ventosa o unas palas.

¿Puede hacer algo la mujer embarazada para prevenir la incontinencia?

La prevención consiste en cuidar el suelo pélvico. Por una parte, hacer ejercicios de fortalecimiento; darse masajes perineales, que se enseñan en los cursos de preparación al parto, para ganar elasticidad en los tejidos que van a dilatarse en el parto; y evitar realizar abdominales hipopresivos, cargar pesos y el estreñimiento.

¿Interrumpir la micción no es útil?

No solo no es útil, es contraproducente. Es una práctica que hay que desterrar. La mujer tiene que hacer los ejercicios como si cortara el chorro del pis, pero siempre en seco. Es más, durante la micción debe hacer lo contrario: relajar bien su musculatura para que salga hasta la última gota de una vez.

 

Virginia Urcelay
Virginia Urcelay es fisioterapeuta, especialista en suelo pélvico, y en embarazo, parto y posparto en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid.

¿En el niño, el momento de retirar el pañal influye en posteriores pérdidas de orina?

Influye mucho, porque no siempre elegimos el momento de quitarle el pañal en función de su estado madurativo, sino que muchas veces lo hacemos en función de otros factores, como, por ejemplo, que es verano y resulta más fácil cambiarle de ropa si se hace pis; o porque en septiembre va empezar a ir al cole y allí dan por hecho que llega controlando sus esfínteres. Si aún no está preparado para eso, le perjudicamos. Y eso le causa sufrimiento, porque luego no le hace gracia hacerse pis o que se rían de él sus compañeros o que en casa todo gire en torno a si se hace pis o no.

¿Una mala retirada del pañal podría favorecer la enuresis nocturna?

Sí. Yo creo que sí.

¿Qué se puede hacer si el niño se hace pis en la cama?

Hay que diferenciar entre responsabilizar al niño y culpabilizarle. No es culpa de él, no hay que enfadarse con él, pero sí responsabilizarle. Conviene que sea consciente de que se ha hecho pis y conviene que sea él mismo quien se cambie el pijama, quien lleve las sábanas a la lavadora, etc.

¿Y el tratamiento de la enuresis

Es mucho más desde el punto de vista de la psicología que de la fisioterapia. Muchas veces es cuestión de paciencia.

Etiquetas: 2 años, 3 años, embarazo, incontinencia urinaria, posparto, quitar el pañal

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS