Coronavirus y niños

Un estudio afirma la baja transmisión de coronavirus en las guarderías

Según un estudio científico publicado recientemente, no existe ninguna evidencia de que las guarderías sean un foco de infección por coronavirus. De hecho, cree que los niños son más propensos a contagiarse en casa que en el colegio. Te contamos más.

transmisión
Fuente: Unsplash

Si hay algo que no podemos negar es que las escuelas y los colegios infantiles han estado en el punto de mira desde que empezó la pandemia y, más aún, desde que comenzó el confinamiento hace casi un año.

Al cierre inusual y radical que trajo consigo el inicio de la pandemia en España, se sumó después las dudas de cara a la vuelta al cole. Una vuelta al cole que, aunque fue incierta, se llevó a cabo y ha servido a los investigadores para estudiar más a fondo la transmisión del SARS-CoV-2 en la población infantil.

Poco a poco se va arrojando luz sobre el papel que juegan los niños en el aumento de casos y ahora un nuevo estudio científico publicado en la prestigiosa revista The Lancet Child & Adolescent Health y llevado a cabo por pediatras y expertos franceses, acaba de concluir que no existe evidencia de que las guarderías sean un foco importante de contagios por coronavirus. “Según los resultados de las pruebas serológicas, la proporción de niños pequeños en nuestra muestra con infección por SARS-CoV-2 fue baja”, afirman los propios investigadores.

Además, completan diciendo que sí han observado que la transmisión en el entorno familiar sí es más plausible que en el entorno de la escuela infantil. Eso sí, afirman que se necesita más investigación para confirmar este hecho.

Llevado a cabo cuando se creía que los niños eran ‘supercontagiadores’

Durante la primera ola de la pandemia (cuando todos estábamos encerrados en un confinamiento estricto) se creía que los niños eran ‘supercontagiadores’ ya que no presentaban síntomas de la enfermedad.

Aprovechando esta hipótesis, investigadores del Assitance Hôpitaux Publique de Paris, uno de los autores del estudio, se fueron hasta las pocas guarderías que permanecieron abiertas en Francia para acoger a los hijos de los profesionales esenciales. El periodo de estudio osciló entre el 15 de marzo y el 9 de mayo de 2020.

Para entender cuál era el papel de los niños en la transmisión del virus, estudiaron a 327 niños de entre 5 meses y 4 años, a 190 cuidadores de guardería y a 164 trabajadores de hospitales que no tenían contacto con los niños. “La seroprevalencia en los niños fue baja: apenas el 4,3% dio positivo”, afirman los investigadores en nota de prensa.

Niños con anticuerpos y asintomáticos en junio

Aunque la parte central del estudio tuvo lugar durante el periodo de encierro estricto en Francia, los investigadores quisieron ir un paso más allá, realizando pruebas serológicas a los pequeños en el mes de junio.

Las pruebas, pensadas para calcular el nivel de anticuerpos de cada uno (y así demostrar qué porcentaje había pasado la enfermedad) concluyeron que un total de 14 niños de los 327 analizados contaban con anticuerpos por SARS-CoV-2 y que, al menos la mitad, tenía un progenitor que había dado positivo.

Por lo tanto, citando literalmente a los autores del estudio: “la hipótesis del contagio intrafamiliar sigue siendo más factible que la transmisión en las guarderías. Este tipo de cuidado infantil, en estas condiciones (guardando medidas estrictas de seguridad), no parece ser responsable de un mayor riesgo para los niños y el personal a cargo de ellos”, sostienen en la nota de prensa.

Eso sí, tal y como comentábamos antes, los autores son bastante sinceros al afirmar que estos resultados no pueden extrapolarse a otras situaciones u otros periodos (las siguientes olas de contagios) sin estudios adicionales que apoyen sus hipótesis. Por lo tanto, aunque supone un alivio para todas las familias que desconfían del papel de la guardería en la transmisión, es necesario seguir guardando todas las medidas de seguridad.

Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo