Viruela del mono

Viruela del mono: ¿puede afectar a niños y embarazadas?

Sanidad ha alertado a las comunidades autónomas por ocho posibles casos de ‘viruela del mono’ en Madrid. ¿Puede afectar a niños y embarazadas?

Cuando creíamos que, por el momento, la pandemia de COVID-19 estaba (más o menos) controlada, llegan dos que nos vuelven a poner en alerta. Primero fue (y sigue siendo) la hepatitis infantil de origen desconocido que trae de cabeza a todos los expertos alrededor del mundo. Ahora, previsiblemente habría llegado a España un brote de ‘viruela del mono’, una variante poco típica de la enfermedad de la viruela que, si bien no es alarmante, sí podría ser más grave en embarazadas y niños pequeños.

viruela del mono en niños y embarazadas
Fuente: iStock

“La viruela símica es una enfermedad rara que se da, principalmente, en las zonas remotas de África central y occidental que produce síntomas parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves”. Así define la Organización Mundial de la Salud la enfermedad conocida como ‘viruela del mono’, que ha causado un brote que tiene en vilo a varios países.

Hace algunos meses, Reino Unido alertaba de la identificación de siete casos confirmados de esta enfermedad; ayer, Portugal confirmaba tres casos mediante PCR, mientras de otros dos pendientes de confirmación y esta misma mañana ha sido la Comunidad de Madrid la que ha alertado de ocho casos sospechosos que están siendo estudiados en el Centro Nacional de Microbiología.

A día de hoy, los expertos desconocen cómo se ha producido la cadena de transmisión, aunque sí tienen claro que el primer paciente confirmado en Inglaterra había viajado hasta Nigeria recientemente. En España, las autoridades sanitarias han advertido que los ocho casos sospechosos son hombres que mantienen relaciones homosexuales, de acuerdo a la información exclusiva del diario El País.

A pesar de su nombre, se considera que los roedores son el principal reservorio del virus y que un posible factor de riesgo es la inadecuada cocción de la carne de animales infectados.

¿Afecta más a niños y embarazadas la viruela símica?

El primer caso confirmado de viruela del mono del que se tiene constancia, de acuerdo a la OMS, es la de un niño de nueve años allá por 1970 en la República Democrática del Congo, ya cuando la viruela se había erradicado de la región.

De acuerdo a la misma fuente, esta enfermedad suele presentar síntomas autolimitados que duran entre 14 y 21 días. No obstante, “los casos más graves se producen con mayor frecuencia entre los niños y su evolución depende del grado de exposición al virus, el estado de salud del paciente y la gravedad de las complicaciones”, aseguran. Además, confirman que la mayoría de las defunciones suelen darse en niños pequeños: “en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela símica”.

Además, se trata de una enfermedad que también puede afectar de manera más grave a las mujeres embarazadas. Y es que, una de las formas de transmisión es por la inoculación a través de la placenta, por lo que se puede traspasar al bebé.

Síntomas de viruela del mono en niños y embarazadas

En líneas generales, la Organización Mundial de la Salud no hace una distinción de síntomas, siendo estos comunes a cualquier grupo de población al que pueda afectar la enfermedad. Los mismos se dividen en dos grupos, dependiendo del momento en el que se encuentre la enfermedad:

En el conocido como ‘periodo de invasión’, el que tiene lugar entre los días 0 y 5 desde la infección, puede presentarse:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza intenso
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Dolor lumbar
  • Dolor muscular
  • Falta de energía

Ya en el periodo de erupción cutánea, el que tiene lugar entre uno y tres días después de la fiebre, es cuando aparece el síntoma más característico de esta enfermedad: una erupción o ‘exantema’ que, en líneas generales, afectaría primero al rostro y luego al resto del cuerpo. “Las zonas más afectadas son rostro, palmas de las manos, plantas de los pies”, afirma la OMS.

Las lesiones primero se presentan con una base plana, para cambiar después a ampollas llenas de líquido, pústulas y, finalmente, costras que acaban por eliminarse en las siguientes tres semanas.

El síntoma principal que diferencia a esta viruela de otros tipos es la inflamación de los ganglios linfáticos.

¿Cómo se transmite la viruela símica?

Por suerte, de acuerdo a los expertos, estamos antes una enfermedad más difícil de contagiar que la COVID-19 que tanto conocemos. “En general, en humanos tiene una tasa de transmisión baja y los brotes que han ocurrido anteriormente no tenían más de una segunda generación de transmisión”, ha asegurado Jacob Lorenz-Morales, director del Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias en el SMC España. Eso sí, también alerta que en estos casos detectados ahora sí tienen hasta tercera y cuarta generación: “hay que estar pendientes de cómo van evolucionando para llegar a conclusiones más sólidas”.

La principal fuente de transmisión es la manipulación de animales infectados con el virus. Sin embargo, de persona a persona, lo que más nos interesa ahora, de acuerdo a la OMS, se puede transmitir:

  • Por contacto con secreciones infectadas de las vías respiratorias
  • Por contacto con lesiones cutáneas de una persona infectada
  • Por contacto con objetos contaminados recientemente con los fluidos de una persona infectada
  • Por gotículas respiratorias tras prolongados contactos cara a cara con el infectado

Así que, a modo de prevención, lo primero sería reducir el riesgo de transmisión de animales a personas y, lo segundo, evitar el contacto con alguien que esté infectado o que sea caso sospechoso de ello.

Marta Moreno

Marta Moreno

La responsable de la web de Ser Padres está especializada en temas de salud infantil, crianza, embarazo, psicología y educación, desarrollando la mayor parte de su carrera profesional en Ser Padres y otros medios orientados al mundo educativo. Es graduada en Periodismo y en Publicidad y Relaciones Públicas con máster en Marketing Digital, Comunicación y redes sociales.

Continúa leyendo