Afonía

Afonía

La ronquera o pérdida de voz es uno de los síntomas más comunes de una laringitis. Normalmente aparece acompañada de molestias al tragar, tos seca o una ligera subida de temperatura.

La afonía la puede provocar cualquier resfriado o inflamación de la garganta, aunque a veces se debe a la contaminación y la sequedad ambiental. Hay que decir que el nombre para denominar este trastorno es incorrecto, pues nunca llega a faltar la voz. Sería más apropiado llamarlo «disfonía », como trastorno referido al ruido causado por corrientes turbulentas en el interior de la laringe o irregularidades en las vibraciones de las cuerdas vocales.

Si la ronquera es intensa o permanente, hay que acudir urgentemente al médico. Si es leve, bastará con mantener un ambiente húmedo.

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS