Congelaciones

Congelaciones

En caso de congelación debida a una exposición continuada al frío y como consecuencia del cierre de los vasos sanguíneos periféricos, se produce una serie de lesiones en los tejidos que se han quedado sin aporte de calor, oxígeno y material energét

Si es una congelación de primer grado, los signos más evidentes son palidez en la piel, rigidez de los miembros y algún pinchazo. De segundo grado, se inflaman las extremidades y aparecen ampollas de color negruzco o morado. Las más graves son las de tercer grado, que provocan lesiones en las capas más profundas, grietas y pérdida de piel o de la zona debido al daño irreparable de los tejidos.

Ante el primer síntoma de congelación, hay que trasladar al niño a un lugar cerrado, seco y caliente, y abrigarle. Debe reposar y tomar líquido caliente azucarado (jamás alcohol). No friccionar las zonas congeladas.

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS