Escoliosis

Escoliosis

Igual que en los adultos, en los niños también son frecuentes las curvas patológicas de la columna vertebral, bien por debilidad de los ligamentos, enfermedades o anomalías congénitas, bien por lesiones o contracturas de los músculos de la espalda.

Cuando estas alteraciones ocurren en el plano lateral se conocen como escoliosis. Afecta más a la población femenina y la desarrolla uno de cada 200 jóvenes entre los 10 y los 16 años. Se trata de un mecanismo del cuerpo por el que se desvía lateralmente la columna para compensar la presión sobre un nervio atrapado. El tratamiento depende de la gravedad. Si es una deformidad leve, basta con un programa de ejercicios específicos y medidas higiénico- posturales. En los casos moderados esta desviación se intenta controlar mediante corsés y fisioterapia. Sólo los más graves requieren una cirugía que consiste en fundir unas vértebras con otras. Cómo detectar la escoleosis:- Observemos si los hombros del niño, las caderas y los omóplatos están a la misma altura. - De pie, con la espalda desnuda y los talones juntos, le pediremos que se incline hacia delante y veremos si se le ve la espina dorsal recta o torcida, si una de las escápulas sobresale más que la otra, si guardan simetría los huesos de las caderas o si cada mitad de la espalda tiene el mismo aspecto. - Cuando se aprecie cualquier desviación, habrá que llevar al niño al médico para que efectúe un reconocimiento más exhaustivo.

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS