Hidrocele

Hidrocele

Consiste en la acumulación de líquido acuoso en la bolsa que protege los testículos.

Ocurre a menudo en muchos recién nacidos, debido a la inmadurez de sus órganos. Cuando es leve, no duele y se corrige durante el primer año sin necesidad de tratamiento. Lo mejor es esperar este tiempo para ver si desaparece, pues aspirarlo no solucionaría el problema. Sólo en los casos más graves habrá que tratarlo mediante drenaje o extirpación de las láminas interiores de la bolsa, ya que existe el riesgo de que se comprima el testículo. La intervención es sencilla, pero requiere anestesia general. Consiste en practicar una incisión en la piel y en las capas que envuelven el testículo, vaciar el líquido, suturar las láminas envolventes y cerrar a continuación. La recuperación es rápida, y es una operación que no deja secuelas de carácter hormonal ni sexual.

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS