Intoxicaciones

Intoxicaciones

La mayor parte de las intoxicaciones se deben a la ingestión de productos de uso doméstico: limpiadores, medicamentos, suavizantes, cosméticos, pinturas...

El riesgo de sufrirlas aumenta a medida que el bebé crece y su autonomía es mayor. De hecho, los productos tóxicos constituyen la segunda causa de accidentes infantiles. - Para evitarlos, hay que guardar estos productos bajo llave y fuera de su alcance. - La intervención de los padres es fundamental y urgente. En primer lugar, deben sospechar una intoxicación cuando en un niño aparentemente normal surgen bruscamente dolor de tripa, palidez, vómitos, sudoración fría, somnolencia, convulsiones, quemaduras alrededor de la boca y de la lengua... Confirma la sospecha encontrarse en el suelo restos de algún medicamento o un envase abierto con alguna sustancia tóxica. En cualquier caso, siempre es aconsejable llamar al médico o al Servicio de Información Toxicológica (SIT). No hay que perder tiempo tratando de provocar el vómito que, a veces, puede ser dañino, por ejemplo, si tomó un producto cáustico, o peligroso si el niño tiene menos de seis meses. Tampoco es conveniente aplicar laxantes, purgantes o medicamentos. Hay que tratar de reunir la máxima cantidad de datos sobre el tóxico, el folleto o prospecto del medicamento y la composición química del cosmético, jarabe, amoníaco, limpiacristales, detergente... que figura en el envase. También es importante indicar la cantidad aproximada tomada y el tiempo que puede haber pasado desde que lo ingirió. Si pasan más de 30 minutos y el tóxico requiere un lavado gástrico, éste sería poco efectivo. - A veces el tóxico actúa por contacto cutáneo u ocular (es el caso de los insecticidas, de las plantas cultivadas o silvestres...). En estas circunstancias es indispensable lavar la zona afectada con abundante agua. - La intoxicación por gases tóxicos caseros o industriales (estufas, braseros...) son también frecuentes. Cuando ocurre, lo mejor es trasladar inmediatamente al niño a un lugar fresco y ventilado. - En las urgencias infantiles, los accidentes por intoxicación ocupan uno de los primeros puestos en la lista de intervenciones. Por eso son tan importantes las medidas preventivas.Servicio de Información Toxicológica: Madrid: 91 562 04 20 (servicio ininterrumpido) Barcelona: 93 317 44 00 (de lunes a viernes, de 8.00 a 15.00 h) Sevilla: 95 437 12 33 (de lunes a viernes, de 8.00 a 15.00 h) Urgencias: 112 (atiende todo tipo de urgencias dentro de la UE)

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS