Picaduras

Picaduras

Existen diferentes tipos de picaduras, aunque las más frecuentes son las provocadas por insectos, sobre todo mosquitos, tábanos y abejas y avispas

Su lesión duele, deja hinchazón y produce picor. Las abejas clavan en la piel el aguijón cargado del veneno que transportan en su abdomen para después morir. La primera actuación es limpiar la picadura igual que si fuera una herida. La aplicación de frío aliviará la hinchazón y el dolor. El pediatra estimará si es oportuno el empleo de analgésicos o de antihistamínicos. Cuando ha picado una abeja habrá que retirar el aguijón con sumo cuidado, para no romperlo. En caso de que el pequeño comience a presentar un mal aspecto general, con respiración dificultosa, exceso de hinchazón o dolor y picor en otras zonas, habrá que recurrir al servicio de urgencias. Aunque la mayoría de las picaduras por insectos producen una irritación local carente de importancia, existe un pequeño porcentaje de reacciones graves que podrían provocar incluso la muerte si no se atienden a tiempo. Si el niño es alérgico al veneno inoculado, es conveniente tener a mano la medicación (siempre bajo autorización médica).

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS