Ronquidos

Ronquidos

Hay muchas causas por las que un niño ronca. El pediatra podrá averiguar a qué se debe y poner remedio.

El ronquido es un ruido ronco que se produce durante el sueño por una obstrucción en la nariz o en la parte superior de la faringe (rinofaringe) que dificulta el paso del aire. Es frecuente en niños que padecen hipertrofia de vegetaciones y mucosidades a causa de catarros alérgicos frecuentes. Puede también producirse por anomalías craneoencefálicas congénitas o en algún caso de distrofia muscular. Es raro que en los pequeños se deba a una obesidad o a pólipos nasales. Generalmente, no debe suscitar excesiva preocupación, aunque sí es cierto que cualquier alteración del sueño repercute en el comportamiento diurno, tanto en los juegos como en el rendimiento escolar. Un crío que no duerme lo suficiente suele presentar problemas de hiperactividad, dolor de cabeza, retraso del crecimiento... El diagnóstico suele confirmarlo el otorrino, en caso de que exista un problema mecánico, o un neurólogo pediátrico si la causa es una anomalía craneofacial. Es importante aclarar si el niño presenta ronquidos nocturnos como acompañantes del síndrome de apnea del sueño. Si están producidos por una hipertrofia de adenoides, la única solución es la extirpación.

Etiquetas: alimentación del bebé

Continúa leyendo...

COMENTARIOS