Decoración navideña

Consejos para proteger a los niños del peligro de las luces de Navidad

Las luces de Navidad pueden ser un problema a la hora de decorar la casa. De hecho, no es el mismo procedimiento a seguir si se utilizan luces de exterior o de interior. Estos cinco sencillos consejos ayudarán a evitar posibles incendios en estas esperadas fechas.

En estas  fechas tan esperadas como complicadas por la situación y el contexto en el que nos encontramos, decorar la casa con motivos navideños puede crear un ambiente de calidez y familia más que necesario. Las luces son un elemento decorativo perfecto para que el salón, pasillo o habitaciones de la casa tengan un mejor aspecto de cara a estas frías fechas.

Sin embargo, esta bonita tradición puede salir mal si tenemos en cuenta varios factores: bebés, mascotas, electricidad o enchufes. Por ello es necesario tomarse las precauciones adecuadas, necesarias para, por ejemplo, evitar un incendio.  

Casi 400 incendios a causa de las luces de Navidad

La plataforma Newsweek informa de que cada año, alrededor de 390 incendios se llegan a producir como consecuencia de los árboles de Navidad y las luces en Estados Unidos.  

Estos incendios provocan alrededor de 21 muertes al año además de unos costes económicos de 25,5 millones de dólares en daños a la propiedad, según la Asociación Nacional de Protección contra Incendios.  

Por ello, hemos seleccionado algunos de los consejos más importantes que ofrece el Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos (NPS).  

Cinco consejos para evitarlo

  • Inspección de luces: antes de comenzar a utilizar las luces de Navidad es importante hacer una revisión de ellas, teniendo en cuenta las bombillas, el estado de las mismas, los cables deshilachados o enchufes sueltos. Un punto importante a tener en cuenta es la temperatura de los cables: nunca deben estar calientes al tacto. 
  • Sobrecargo de enchufes: otro punto a tener en cuenta es no encadenar más de tres hilos de luz o 50 bombillas atornilladas.
  • Utiliza clips en vez de tornillos a la hora de atornillar las luces a cualquier superficie.
  • Cuidado con los cables de extensión: los ladrones y regletas son tan útiles como peligrosos. Es imprescindible no colocarlos debajo de ninguna alfombra, ni a través de puertas, calentadores, o áreas de mucho tráfico en la casa.
  • Comprobar tanto las luces exteriores como las interiores: según la plataforma NPS, las luces exteriores están listadas por UL / FM , para condiciones frías y húmedas y tienden a arder más que el cableado interior. Según el portavoz del Servicio de Parques Nacionales de Estados Unidos a través de la plataforma “Newsweek”: Las luces interiores son lo suficientemente frías como para usarse en el árbol de Navidad, por lo que no están diseñadas para condiciones exteriores. Muchas luces nuevas están diseñadas para ambos ambientes, pero verifica el tipo de luz antes de usarlas mirando la etiqueta del enchufe.

Con todo esto aprendido y puesto en práctica, ahora será mucho más sencillo colocar luces de Navidad allá dónde queramos. Ya sólo quedan tres días para encenderlas y hacer de la Nochebuena la velada más especial del año. 

Continúa leyendo