Alimentación infantil

Si quieres que tus hijos tengan una mente sana, evita estos alimentos

Si quieres que tu hijo tenga una mente fuerte y sana, existe una lista de alimentos que, en la medida de lo posible, tenéis que evitar incluir en su alimentación.

Según los expertos hay ciertos alimentos que hay que evitar en la alimentación infantil si queremos que nuestros hijos tengan un cuerpo y una mente equilibrados.

Alimentos a evitar

  • Los fritos: los alimentos rebozados y fritos están deliciosos pero podrían estar afectando negativamente a sus vidas lo investigadores han vinculado el consumo de alimentos fritos con una mayor posibilidad de padecer depresión
  • Los carbohidratos: Aunque los carbohidratos no tienen un sabor dulce, nuestros cuerpos los procesan de forma parecida a como lo harían con el azúcar. Los expertos en salud explican que se debe intentar consumir carbohidratos de mayor calidad, como los cereales integrales.
  • Conservantes: Los conservantes y potenciadores del color, como los nitratos se encuentran en fiambres en lonchas y embutidos. Recientes estudios también muestran una conexión entre estos nitratos y la depresión.  Otros estudios muestran que los nitratos afectan a las bacterias intestinales de una manera tan severa y compleja que podría causar trastorno bipolar.
  • Azúcares: los estudios han conectado las alteraciones de memoria con las dietas ricas en azúcar. El cerebro unas la glucosa como combustible. Un exceso de ella conduce a una menor plasticidad del hipocampo, que controla la memoria.

¡Una alimentación saludable puede contribuir a tener una claridad mental más nítida y a mejorar el día a día!

¿Qué alimentos sí deben estar en su alimentación?

Ya hemos hablado de los que debemos evitar en la dieta de los niños para que tengan un cuerpo y una mente fuerte y sana pero, ¿por cuáles sí podemos apostar? Los expertos recomiendan, siempre, seguir la dieta mediterránea, pues está considerada una de las mejores y más completas del mundo.

Deberíamos aumentar el consumo de fruta y verdura, carne blanca, pescado y alimentos ricos en fibra que permitan una buena digestión. Como explicábamos antes, en cuanto a los cereales siempre será mejor que optemos por los integrales y el pan, mejor si es oscuro, pues significará que no lleva harinas blancas y refinadas en su composición y elaboración.

Además, existen algunos alimentos perfectos para ayudar al cerebro en su desarrollo. Por eso, los expertos también recomiendan que dentro de la alimentación infantil incluyamos:

  • Huevos, ya que aportan, entre otros, vitamina B12 y selenio
  • Pescados grasos y mariscos: aportan ácidos grasos omega-3, zinc y yodo. Aunque habrá que esperar hasta que el bebé hasta los 18 meses por la presencia de mercurio y también por el yodo.
  • Vegetales de hoja verde, como lechuga, acelgas, col rizada o espinacas. Contienen, entre otros, ácido fólico, vitaminas E y K1 o carotenoides. Aunque, como en el caso anterior, habrá que esperar también hasta el año de edad para introducirlas en la alimentación de los peques.
Marta Moreno

Marta Moreno

Como dijo Nelson Mandela “la educación es el arma más poderosa que existe para salvar el mundo”. ¿Qué tal si educamos desde el respeto, el amor y en familia?

Continúa leyendo