Una solución para cada mancha

Manchas de hierba o boli en la ropa del niño: ¡qué tragedia!

Grasa, hierba, bolígrafo o rotulador, zumo, pegamento… La variedad de lamparones con la que la ropa de los niños puede llegar a casa es enorme. ¡Que no cunda el pánico!

Manchas de hierba o boli en la ropa del niño: ¡qué tragedia!

La suciedad es un riesgo que merece la pena correr para que los niños se desarrollen sanos, equilibrados y felices. Una vez conscientes de que mancha y niño están unidos irremediablemente, te contamos la manera de que su ropa luzca de nuevo limpia:

Chocolate

Tras rascar los restos, la prenda se frota con un paño y unas gotitas de lavavajillas y se mete en la lavadora. Si el chocolate ha llegado hasta un tejido no lavable, por ejemplo una alfombra, se echan polvos de talco y se cepilla la mancha. A continuación, se mezclan detergente líquido, unas gotas de amoniaco y agua caliente, se bate la mezcla hasta hacer mucha espuma y se frota la mancha con una toalla vieja y movimientos circulares, dejando secar y repitiéndolo las veces que haga falta.

Grasa

Si la mancha es muy reciente, se espolvorea talco por encima, se tapa con papel higiénico o de cocina y se pasa la plancha a baja temperatura. Si no hay talco, tras retirar los restos con un papel absorbente se limpia la mancha con acetona o un disolvente de benzol (no se puede aplicar en tejidos de acetato).

Hierba

Se puede poner la prenda en agua fría durante unas horas, para a continuación lavarla con el detergente habitual en agua muy caliente. Si la prenda es blanca, se puede aclarar con agua caliente a la que se añade un chorro de lejía, para finalmente aclarar de nuevo con agua fría con dos cucharadas de vinagre (por litro). Secar la prenda al sol.

Bolígrafo y rotulador

Tratar localmente con alcohol y lavar normalmente. En los tejidos sintéticos, hacer antes una prueba en una zona que no quede a la vista. Otra solución es dejar la prenda toda la noche remojada en yogur y después lavar.

Zumo

Frotar con hielo antes de lavar normalmente la prenda.

Fruta

Las manchas de fruta han de limpiarse en el momento en agua fría. Cuando no son recientes, las de fruta ácida se tratan con agua y amoniaco, y se aclara bien. Para el resto, se remoja la prenda en una solución de perborato de sosa hasta que desaparezca la mancha.

Pegamento

Las manchas de pegamento se tratan varias veces, con mucho cuidado, con acetona o quitaesmaltes, y después se lava la prenda. Es importante recordar que no hay que emplear acetona en los artículos de acetato.

Barro

Cepillar en seco primero, pasar después un cepillo húmedo y finalmente lavar en agua con jabón y en agua con vinagre.

 

Etiquetas: manchas ropa, niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS