Buenos hábitos

Para prevenir la obesidad, ¡haz deporte!

Según la Encuesta Nacional de Salud, 3 de cada 10 niños españoles padece sobrepeso u obesidad. Frente a estas alarmantes cifras, los expertos dan una sencilla recomendación: hacer deporte.

Para prevenir la obesidad, ¡haz deporte!

Los niños españoles son cada vez más sedentarios, y este es uno de los principales motivos por los que la obesidad aumenta cada vez más entre los menores de nuestro país. Debido a ello, expertos en pediatría, ejercicio físico y nutrición reunidos en el Simposio “Actividad física y estilo de vida saludable en el niño y adolescente” que se ha celebrado en el 62º Congreso de la Asociación Española de Pediatría, han puesto de manifiesto la importancia de promocionar la actividad física como factor de prevención del sobrepeso y la obesidad en la infancia y la adolescencia.

 

Además, los profesionales recuerdan que la práctica del deporte debe ir acompañada de una dieta saludable y equilibrada, algo especialmente importante en niños que están en pleno crecimiento. Los padres deben cuidar la nutrición de sus hijos, e inculcarles buenos hábitos como la ingesta diaria de frutas y verduras. Además, conviene no abusar de los alimentos con muchas calorías y evitar las bebidas azucaradas.

 

Y, aunque siempre se habla de comida, no hay que olvidar la hidratación, un factor muy importante que muchos padres y niños descuidan. Las necesidades de agua y líquidos son muy diversas y varían en función factores como la edad. La European Food Safety Authority (EFSA) ha publicado recientemente los valores de referencia de ingesta adecuada de líquidos por grupos de edad, estableciendo 1, 6 litros por día para niños de entre 4 y 8 años.

Al hacer deporte se pierden muchos líquidos a través del sudor, por lo que es necesario beber constantemente. “Se estima que un litro de agua transpirada mediante el sudor equivalen a una pérdida de 580 kilocalorías y se asocia además a una elevada pérdida de minerales”, afirma la Dra. Gómez Candela, Jefe de la Unidad Clínica y Dietética del Hospital Universitario La Paz. “Simplemente la ausencia de ingesta de líquidos durante 24 horas condiciona un descenso en las habilidades mentales y psicomotoras”, añade la experta.

 

En resumen, para hacer frente a la obesidad y el sobrepeso, lo mejor es que nuestros hijos hagan deporte, lleven una dieta equilibrada y se hidraten adecuadamente.

 

 

 

 

 

En SerPadres.es queremos saber vuestra opinión:

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS