Libros infantiles

Cómo fomentar la lectura en los niños

Si te apasiona leer y quieres compartir esta afición con tus hijos, toma nota de estos consejos prácticos.

Cómo fomentar la lectura en los niños

Sentarse en un lugar cómodo, abrir un libro y dejarse transportar a otras épocas y lugares diferentes en los que vivir intensas aventuras. Si te gusta leer, seguro que más de una vez has tenido la sensación de que las horas se escurren entre las páginas y que el tiempo se detiene mientras descubres las historias de los protagonistas de la narración. Y, claro, te gustaría compartir con tus hijos esta pasión total por la lectura.

 

Si es así, te diremos que has empezado bien: nada mejor que predicar con el ejemplo. Si los niños se acostumbran a veros desde pequeños con un libro entre las manos, seguro que les entra curiosidad y ganas de imitaros. Comparte con ellos lecturas apropiadas a su edad, cuéntales cuentos y anímales a que sean ellos los que se inventen historias. Os lo pasaréis muy bien y, además, estarás fomentando su imaginación y su creatividad.

 

Y es que, a través de los cuentos, lo niños descubren el mundo que les rodea. Los cuentos son el lenguaje de la infancia, el que los niños entienden mejor que ningún otro. Ellos viven en un mundo de ficción en el que todo tiene vida propia, se identifican con personajes fantásticos y construyen sus propias imágenes sobre la historia.

 

Lee con ellos, desde pequeñitos

Son bebés, pero te escuchan, y la voz de papá y mamá aumenta su seguridad. Además, el cambio de entonación y la repetición de palabras estimulan el lenguaje del bebé contribuyendo a una mejor adquisición del habla meses después, según indica la Editorial Imaginarium, que para esta fase recomienda libros con textos sencillos e ilustraciones llamativas.

 

Los libros son un juego

No dejes que la lectura se convierta en una obligación, porque entonces lo verán como algo aburrido y poco deseable. No insistas, deja tiempo para que les llegue por sí misma la inquietud por leer. Proponles lecturas apropiadas a su edad: los clásicos de la literatura están muy bien, pero no para empezar. Si asocian la lectura a aspectos puramente académicos, como hacer fichas, resúmenes y comentarios de texto de obras que aún no comprenden, se perderán lo mejor de leer, el placer de sumergirse en una historia y disfrutar de ella.

 

Hay un montón de libros divertidos, con historias con las que ellos se sienten identificados y que les animarán a empezar otras lecturas al finalizar. Déjales que sean ellos los que elijan el libro: de nada sirve obligarles a leer algo que no les interesa, pues seguramente lo dejen a mitad o lo terminen a regañadientes.

 

Visita una biblioteca

Acudir con ellos a lugares especialmente creados para la lectura, como las bibliotecas, puede ser una buena forma de fomentar el hábito en ellos. “Son espacios con una gran variedad de propuestas que permiten al niño explorar todas las opciones, asombrarse por la variedad y elegir una lectura como un reto”, explica Sergio Díez, experto en animación a la lectura de los colegios Brains. En muchas bibliotecas y centros cívicos se ofrecen cuentacuentos y otras actividades muy divertidas para niños.

 

Utiliza las nuevas tecnologías

No reniegues: tus hijos han nacido en la era digital y campan a sus anchas entre las pantallas. Las nuevas tecnologías ofrecen un montón de recursos interesantes que te ayudarán en tu objetivo: libros audiovisuales, ilustraciones animadas, cuentos interactivos… lo importante es leer, da igual el soporte en el que se haga.

 

 

 

 

Etiquetas: aprendizaje, creatividad, educación, leer, libros para niños

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS