Educación y desarrollo

Lo que aprenden en clase de gimnasia

Los niños, en clase de gimnasia, aprenden a descubrir, valorar y apreciar las capacidades de su cuerpo.

Lo que aprenden en clase de gimnasia

La mayoría de los que hoy somos padres, recordamos la asignatura de educación física como la típica «maría». En clase de gimnasia no había deberes, no había que estudiar y era fácil de aprobar. Sin embargo, la enseñanza de la educación física ha cambiado mucho en los últimos años. De métodos casi primitivos en los que los alumnos imitaban, sin más, posturas y movimientos, se ha pasado a metodologías activas en las que el protagonista es el niño. Nada queda de aquellas clases de ordeno y mando, donde el maestro funcionaba a golpe de silbato. Hoy son más participativas y los alumnos realizan aprendizajes globales con la ayuda de su profesor. Nuestra sociedad otorga cada día más importancia a la salud, al cuidado del cuerpo y de la forma física y al ocio constructivo. Es preciso que la educación básica dé respuesta a estas demandas. En consonancia con esto, el área de educación física va encaminada a:

  • Que los niños conozcan su propio cuerpo (con sus capacidades y limitaciones) y sus posibilidades de movimiento.
  • Que profundicen en el conocimiento de la conducta motriz, dominando actividades corporales y deportivas.
  • Que integren estos contenidos en el cuidado de sí mismos, asumiendo actitudes adecuadas respecto a su cuerpo.
  • Que disfruten con el ejercicio, integrándolo como una forma de aprendizaje y ocio.

¿Qué enseña el profesor de educación física?

El maestro de gimnasia es responsable de encauzar y enriquecer la necesidad innata de moverse que tienen los niños y utiliza para ello determinadas estrategias:

  • Es necesario tener en cuenta las características del grupo (demasiado movido, poco motivado) y los conocimientos previos de los alumnos.
  • Se debe partir de los movimientos espontáneos y cotidianos que realizan los niños.
  • Hay que fomentar la exploración y la experimentación del propio cuerpo y sus movimientos.
  • También hay que potenciar la observación con el máximo de sentidos, enriqueciendo así su percepción senso-motriz.
  • La metodología por excelencia será el juego motor, fundamental para el desarrollo físico y psicológico de los peques y con unos valores pedagógicos reconocidos.

¿Qué aprenden los niños en gimnasia?

Para la mayoría de los chavales, esta asignatura suele ser una de sus favoritas. Y esto tiene mucho que ver con lo que aprenden y cómo lo aprenden. Los contenidos que se trabajan en este área podrían agruparse en cinco grandes bloques:

  • La imagen y la percepción del propio cuerpo: conocimiento de su esquema corporal, respiración, relajación, contracción, control del cuerpo en reposo y en movimiento, etc.
  • Las habilidades y destrezas del cuerpo: desplazamientos, giros, saltos, arrastrar, trepar, rodear, juegos con balón, etc.
  • El cuerpo como medio de expresión y comunicación: posibilidades expresivas: mímica, ritmo, relación entre el lenguaje corporal y otros lenguajes.
  • Salud corporal: adopción de hábitos de higiene corporal y postural, medidas de seguridad, uso correcto de los espacios y materiales, interés por el cuidado del cuerpo.
  • El juego motor: diferentes juegos y actividades deportivas, normas y reglas de los juegos motrices, estrategias, cooperación, trabajo en equipo, etc.

Ten encuenta que…

  • Esta asignatura ha de ser impartida por profesores especialistas en la materia.
  • Las niñas muestran cierta superioridad en actividades de equilibrio, motricidad fina, agilidad y saltos rítmicos.
  • Los niños suelen ser mejores en tareas que exijan potencia de sus piernas y brazos, en tiempo de reacción y en movimiento.
  • Respetando la diversidad, no se debe caer en ninguna discriminación por razón de sexo en esta asignatura. Los estereotipos sociales vigentes deben quedarse fuera del aula.
  • La educación física es fundamental para el conocimiento del esquema corporal y para que cada niño descubra y asuma sus habilidades y limitaciones.
  • Aparte del patio y el gimnasio, esta asignatura también se puede impartir en el parque, en otras instalaciones deportivas, etc.
  • La evaluación debería tener en cuenta el proceso (la capacidad de esfuerzo del alumno) y no sólo el resultado.

Alicia Herranz es psicopedagoga

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS