Nuevas tecnologías

Libros de texto: ¿papel o digital?

Con el curso escolar recién terminado, llega el verano y un año más los padres afrontan la tarea de preparar los libros de texto y materiales educativos para el próximo curso que comenzará en septiembre.

Libros de texto: ¿papel o digital?

Una de las dificultades habituales con que se encuentran los padres es no poder encontrar los libros de texto que nos han prescrito debido a la verdadera escasez de ejemplares que hay, especialmente en épocas de reformas escolares como las que estamos viviendo con la nueva LOMCE. También la tarea se hace ardua debido al excesivo peso de estos materiales.

Hay una alternativa nueva que se va imponiendo poco a poco: el libro de texto digital. Esta alternativa está ampliamente extendida en países como USA, Japón y Corea.

 

¿En qué consiste el libro de texto digital?

Es una versión electrónica (normalmente un archivo del tipo pdf) exactamente igual que la del libro papel, pero que se puede visionar en tabletas y PCs. Además de una reproducción idéntica a la página en papel, el libro digital permite interactuar con la página digitalmente: videos, actividades, contenidos multimedia se insertan en la página. A través de plataformas de aprendizaje el niño interactúa con su profesor e incluso con nosotros mismos, los padres.

 

¿Cuáles son las ventajas de trabajar con libros digitales?

Son numerosas. Además de un menor impacto medioambiental, esto es, menor tala de árboles inherente a la no utilización de papel y disminución de las emisiones de CO2 asociadas al transporte de libros, encontramos que los libros digitales ocupan poco espacio, no se desgastan, son más baratos de producir y pueden actualizarse cómodamente corrigiendo errores y añadiendo información en tiempo real.

A todo esto, podríamos sumar el hecho de que facilitan los procesos de formación gracias a su interactividad, aportan imágenes tridimensionales y en movimiento de conceptos difíciles de entender, garantizan la navegabilidad, permiten la búsqueda de información unipersonal o en grupo, permiten la inclusión de notas sin dañar la obra original, son portables, tienen una enorme capacidad de almacenamiento, etc. Y podríamos seguir enumerando puntos positivos. Ahora mismo, un niño de 12 años puede llevar en un dispositivo portátil de menos de un kilogramo de peso una biblioteca completa, además de juegos educativos y muchas cosas más.

El potencial educativo del libro de texto digital es inmenso ya que, además, gracias a las comunicaciones en redes sociales, las tareas, los problemas a resolver y los puntos de vista para afrontarlos pueden ser compartidos, abriéndose un debate continuo y enriquecedor entre alumnos, padres y profesores, una mayor retroalimentación y un entorno más colaborativo. Por no hablar de su enorme validez para el aprendizaje de idiomas al permitir combinar audio, video y gramática.

 

¿Esto significa que los libros de texto en papel acabarán extinguiéndose?

No a corto plazo. Los libros de texto impresos tienen aún recorrido y cohabitarán con el material educativo digital durante los próximos años pero la tendencia es que a medio-largo plazo terminen, si no por desaparecer, sí por ser algo muy residual.

Es verdad que aún queda mucho por hacer, pero la evolución hacia la total digitalización de aulas es una realidad. Los propios alumnos lo acabarán por exigir.

 

¿Dónde encontrarlo?

Todavía la distribución pública de libros digitales es muy restringida, ciñéndose de momento al entorno de centros privados y concertados, y las propias webs de las editoriales.

Iniciativas como Educandoo, portal especializado en materiales escolares y en la vuelta al cole, disponen de un servicio de orientación y ayuda a los padres para la vuelta al cole digital.

 

José María Lucía es socio fundador de Educandoo

 

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS