Jardinería

Cómo hacer un minihuerto con los niños

No hace falta tener una parcela de tierra o un jardín, basta con disponer de una terraza y unas macetas. Los niños disfrutarán plantando las semillas y observando cómo crecen las verduras.

Cómo hacer un minihuerto con los niños

Pocas veces sabemos qué alimentos pertenecen a la temporada en la que estamos, acostumbrados a tenerlo todo disponible todo el tiempo en las bandejas de los supermercados. Sin embargo, a los niños les fascina observar los cambios que se producen en la naturaleza.

Disfrutarán contemplando cómo crecen unos tomates, por ejemplo. Buscaremos una maceta grande, ya que los tomates necesitan mucho espacio y tierra. 'Podemos ir con los niños a comprar las semillas, la maceta y la tierra, plantarlo con ellos y verlo crecer', recomienda Rubén Sánchez.

En diez días nuestra plantita de tomate habrá empezado a crecer. No se trata tanto de hablarles a los niños de las plantas, los ritmos o la ecología como de plantar una semilla, regarla con mimo, ponerla al sol o a la sombra, según necesite, ver aparecer y crecer los tomatitos... Y un buen día recogerlos y ponerlos en la que puede ser la ensalada del verano que mejor recordaremos.

 

Asesor: Rubén Sánchez, ingeniero técnico agrícola, máster en Agroecología.

 

 

 

 

 

Etiquetas: niños, niños y naturaleza

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS