Aprendizaje

Cómo mantener la mente de los niños activa en vacaciones

Te damos ideas de actividades que pueden realizar tus hijos para que su mente continúe activa y despierta mientras se divierten y disfrutan de las vacaciones.

Cómo mantener la mente de los niños activa en vacaciones

El cerebro de los niños tiene una gran capacidad de aprendizaje, y por eso es saludable ejercitarlo y estimularlo. Aunque está claro que las vacaciones son para descansar y, al igual que tú, ellos también necesitan desconectar de los cuadernos de deberes y las actividades cotidianas, hay muchas maneras de mantener su mente activa mientras se divierten.

 

Rompecabezas, sudokus, puzles…

Se trata de pasatiempos ideales para mejorar la memoria y evitar que el cerebro se oxide mientras se juega. Seguro que a tus hijos les gusta alguna de estas actividades, prueba a jugar con ellos y seguro que pasaréis un buen rato.

 

Leer es un placer

Lo mejor de leer un libro es cuando esto se hace por puro placer, sin la presión de tener que terminarlo a tiempo o de hacer un comentario de texto para el colegio. Déjales que escojan el libro que se van a leer y que se dediquen a ello el tiempo que quieran, sin prisas. ¡Seguro que una vez que se enganchen no querrán soltarlo!

 

Naturaleza y turismo

Los beneficios del contacto con la naturaleza están más que demostrados. En el caso de los niños, estimula la creatividad y su curiosidad, que les llevará a querer aprender cosas de forma natural, como el nombre de las plantas y los animales que se van encontrando.

Y algo similar sucede cuando se visita una ciudad nueva, en la que pueden conocer parte de su historia y de los personajes que vivieron allí, manteniendo su mente activa y su inquietud por conocer.

 

Deporte

“Mens sana in corpore sano”. El deporte es un gran aliado a la hora de mantener en forma la mente y ayuda a mantener la concentración. Nadar, ir en bici, correr, saltar a la comba… seguro que tus hijos, en vacaciones, hacen un montón de ejercicio mientras juegan. ¡Anímales a dejar el sofá, apagar la tele, y aprovechar al máximo el tiempo libre en la calle!

 

Dieta sana

En verano es normal saltarse los horarios y comer más caprichos como helados y golosinas. No pasa nada, pero no olvides que el cerebro también se resiente si no se tienen buenos hábitos nutricionales. Prepara ensaladas divertidas, anímales a comer fruta de verano y dales alimentos buenos para el cerebro: el pescado, las nueces y los arándanos ayudan a mejorar el aprendizaje y la memoria.

 

Y, recuerda, ¡lo más importante estas vacaciones es disfrutar y pasar mucho tiempo con tus hijos!

 

Fuente: OAK House School

 

Etiquetas:

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS