Educación y desarrollo

Hoy toca clase de educación emocional

Los padres ponemos mucha atención en que nuestros hijos aprendan matemáticas, lengua, idiomas, pero ¿qué hay de la gestión de los sentimientos?

Hoy toca clase de educación emocional

“Durante siglos la ciencia no consideró a las emociones objeto de estudio y la sociedad las menospreciaba a la hora de tomar decisiones. Ahora sabemos que la emoción interfiere en la razón y la razón modifica la emoción. No se pueden separar”, señala René Diekstra, psicólogo y experto en educación emocional.

En la educación académica, sin embargo, se obvia esta realidad y lo vemos en la jerarquización de las asignaturas. “Es perjudicial colocar en el último eslabón, detrás de las matemáticas, la lengua y las humanidades, las materias creativas y artísticas. Para corregir este error lo más eficaz es introducir en las aulas el aprendizaje emocional, eso complementaría las habilidades intelectuales”. Así, según el psicólogo, los niños que saben gestionar sus emociones, que saben de educación emocional, btendrían mejores resultados académicos, pero además aprenderían a:

  • Conocerse y quererse más, incrementar la autoimagen positiva y la autoaceptación.
  • Pensar en positivo, mejorar la capacidad de dar respuestas reflexivas, generar y disfrutar de emociones positivas.
  • Sufrir menos, prevenir los efectos nocivos de los sentimientos negativos y estar más predispuesto a pedir ayuda.
  • Enfrentarse de manera eficaz a los conflictos, incluso distinguir entre los que tienen solución y los que no la tienen.
  • Construir buenas relaciones, interpretar las emociones de otros y conectar mejor, aumentar los comportamientos prosociales y reducir los antisociales.

 

Etiquetas: aprendizaje, desarrollo infantil, educación, inteligencia emocional

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS